Salud Todacitan: usos y efectos secundarios de este medicamento para dejar de fumar

Misión humanitaria en Mozambique

Niños y mujeres, los más frágiles tras una catástrofe

  • Esperanza Sánchez, natural de Osuna y profesional del 061, relata su misión humanitaria en Mozambique tras el ciclón que asoló, en marzo, al país africano

Esperanza Sánchez atiende a una familia en el hospital de campaña en Dondo, Mozambique.

Esperanza Sánchez atiende a una familia en el hospital de campaña en Dondo, Mozambique. / Miguel Lizana / Aecid

“Estamos preparados para afrontar traumas y heridas, lo que se espera tras una catástrofe. Los primeros tres días tras el ciclón, atendimos muchos traumas, pero llama la atención el gran volumen de urgencias ginecológicas, especialmente mujeres embarazadas. Nos encontramos continuamente con infecciones, sobreinfecciones; cesáreas, abortos, y otras urgencias; niños fallecidos al nacer... los bebés y las mujeres son los más vulnerables tras la ciclón. La dificultad de la población para acceder a la atención sanitaria es enorme.

Después llegó el brote de cólera y la malaria”. La enfermera sevillana Esperanza Sánchez, natural de Osuna, y profesional del 061 desde el año 2000, recuerda con estas palabras su llegada a Mozambique, como parte del contingente humanitario del proyecto STAR para dar la primera respuesta sanitaria urgente a una población devastada.

Hospitales destrozados, sin quirófanos, viviendas arrasadas; poblaciones sin luz, ni carreteras. Inundaciones, un caldo de cultivo de epidemias. Un entorno desolador.

“Los niños y las mujeres son los más frágiles, los más desvalidos, tras una catástrofe”, insiste Esperanza al reseñar el caso de una mujer que “llegó grave al hospital de campaña por una infección, tras dar a luz en su casa. Se resistía al principio a recibir cuidados de los blancos. Tenía miedo. Logramos sacarla adelante. Nos quedamos con sus palabras de agradecimiento. Tienen una capacidad de recuperación, tras el desastre, increíble”.

Tras el ciclón que devastó el país africano, la ayuda humanitaria no tardó en llegar. De Andalucía un equipo integrado por cinco profesionales de la Empresa de Emergencias Sanitarias EPES-061; y ocho trabajadores del Servicio Andaluz de Salud han participado en el operativo de asistencia a la catástrofe en Mozambique desplegado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid).

Así trabaja el equipo Start de la Aecid.

“A los pocos días las epidemias quedaron controladas, gracias a la asistencia inmediata y a la vacunación. La población respondió muy rápido a la vacunación”, añade la enfermera.

El hospital de campaña del operativo español se ubicó en Dondo, una de las zonas más afectadas por la ciclón que asoló a Mozambique el pasado 14 de marzo. La Aecid ha contado con con un equipo integrado por 70 profesionales, 40 de ellos de perfil sanitario, de distintas procedencias en el ámbito estatal que acudieron al auxilio, de manera voluntaria, de la población afectada, en el marco del proyecto europeo STAR, por sus siglas en inglés (Equipo Español de Respuesta Humanitaria).

“Somos voluntarios con vocación de asistir a poblaciones afectadas por catástrofes. Cuando nos presentamos voluntarios pueden llamarnos para desplazarnos a algún punto en cuestión de 72 horas”, asevera Esperanza, que regresó de Mozambique el 14 de abril. El segundo operativo de esta misión regresó a España el 2 de mayo. “Tras la primera asistencia, estos proyectos humanitarios requieren continuidad”, añade Esperanza Sánchez.

Como enfermera de emergencias, Esperanza está vinculada a Emergencias Sanitarias 061 desde el año 2000. Durante casi dos décadas de experiencia, y como el resto de sus compañeros, Esperanza rota por múltiples puestos: desde la coordinación o central de llamadas del 061; a la asistencia en las unidades móviles 061, tanto en ambulancias como en el helicóptero.

“Tenemos un perfil multidisciplinar, lo cual nos permite conocer de cerca toda la cadena asistencial de emergencias”, asevera.

Junto a la enfemera sevillana, la primera misión del proyecto STAR contó con los andaluces Manuel Garñudo y José Sánchez, enfermeros del 061 en Huelva; Isabel Ric, enfermera en Málaga. En total han sido nueve profesionales del 061 desplazados a Mozambique desde mediados de marzo.

“Cuando acudes a estas misiones humanitarias, además de la asistencia, estás para todo, para montar letrinas, tuberías, cualquier necesidad. Tienes que estar muy preparado emocionalmente por la dureza del terreno y tener una actitud de respeto y cercanía hacia la población”, concluye la veterana enfermera.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios