Crisis económica

La morosidad en las comunidades de vecinos baja por cuarto año

  • Los morosos adeudan en Sevilla más de 47 millones de euros

  • Sevilla es la segunda provincia andaluza con la deuda más alta, sólo por detrás de Málaga, con un déficit de 67 millones

José Feria, presidente del Colegio de Administradores de Fincas. José Feria, presidente del Colegio de Administradores de Fincas.

José Feria, presidente del Colegio de Administradores de Fincas. / José Ángel García

Comentarios 1

La morosidad en las comunidades de vecinos sigue siendo un problema importante entre los propietarios de viviendas. La buena noticia es que la mejora de la situación económica y el fin de la crisis ha permitido que ésta haya descendido por cuarto año consecutivo y se sitúe en algo más de 47 millones, según ha informado esta mañana el Colegio de Administradores de Fincas de Sevilla (CAFS).

"Los datos mejoran con cada ejercicio como consecuencia de la mejora de la situación económica. En los años anteriores, más marcados por la crisis económica, la deuda de los morosos con las comunidades de vecinos de Sevilla no bajó de los 54 millones de euros", ha indicado el presidente de la institución, José Feria. "En 2017, el descenso ha sido más leve que el año anterior, pasando de 49 millones en 2016 a los 47,56 millones actuales, pero esto confirma el cambio de tendencia a la baja".

Feria ha asegurado que aproximadamente el 35% de las comunidades de vecinos de Sevilla están afectadas por casos de morosidad. "Desde el Colegio de Administradores de Fincas somos muy optimista y creemos que la situación va a seguir mejorando. Para nosotros el principal termómetro de mejora es la firma de hipotecas. Éstas han aumentado en los últimos tiempos, y esto significa nuevos propietarios, gente nueva en las comunidades con ingresos y menos morosos", ha manifestado el presidente del colegio profesional.

"Por lo general, un propietario de un inmueble deja de pagar cuando hay algún problema en la familia, como el fallecimiento del propietario o uno de sus miembros, posiblemente el que aportaba la mayor cantidad de ingresos a la familia, la pérdida de empleo o un divorcio", ha explicado Juan Luis Reina, vicepresidente del Colegio de Administradores de Fincas

A nivel nacional, la morosidad ha variado poco de un año para otro. Actualmente la cifra se sitúa en 1.601 millones de euros, frente a los 1.665 millones del ejercicio anterior. Andalucía ocupa un año más el primer puesto en el ranking nacional de morosos (308 millones), y dentro de ella, Sevilla ostenta el segundo puesto, siendo superada en deuda por Málaga (64 millones). Cádiz se sitúa muy cerca de la provincia de Sevilla, con un déficit de 47,44 millones. "Hay que tener en cuenta que aunque Andalucía ocupe el primer puesto a nivel nacional, no significa que los andaluces seamos los más morosos, ya que estos datos son absolutos y Andalucía es la comunidad autonómica con mayor población", ha aclarado Juan Luis Reina.

Morosidad bancaria

En cuanto a la morosidad bancaria, ésta ha disminuido también a nivel general en Andalucía, llegando a los 61,52 millones de deuda, un 4,09% menos con respecto al ejercicio anterior.

"Antes, cuando un banco se quedaba con una vivienda, la comunidad de vecinos respiraba tranquila porque pensaba que ya se acabarían los problemas de pago, pero en realidad no es así. Muchos bancos no pagan a tiempo y a veces el problema no es que no quieran pagar, sino el desconocimiento, no saben cuántos pisos tienen en su propiedad", ha comentado Reina, vicepresidente del colegio profesional.

Una nueva ley de propiedad horizontal

Para combatir la morosidad en las comunidades de vecinos, los administradores de fincas colegiados a nivel nacional tienen claro que es necesario una nueva Ley de Propiedad Horizontal que establezca una serie de medidas enfocadas principalmente a mejorar el cobro de los recibos. La actual ley data de los años 60, aunque en este tiempo ha sufrido varias modificaciones.

Entre las mejoras que propone el Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas de España, según ha manifestado José Feria, presidente del colegio de Sevilla, destaca establecer intereses superiores al interés legal del dinero en el tiempo en que un propietario sea moroso, "siempre que no se sean abusivas o desproporcionadas". 

También propone que se reclame al comprador de un inmueble el importe adeudado por morosidad de todos los gastos comunes y del fondo de reserva que correspondan a la parte vencida del año en curso y a los cuatro años naturales inmediatamente anteriores a su transmisión del inmueble. 

Con la nueva ley quieren, además, que las juntas de vecinos se puedan celebrar a través de una videoconferencia o cualquier otra herramienta telemática de comunicación simultánea similar, "lo que permitirá una mayor asistencia y participación en las reuniones", ha indicado Feria; y que se le prohíba el uso a los morosos de los servicios de la comunidad que no sean de primera necesidad, como el acceso a la piscina de la comunidad o pistas deportivas, por ejemplo

"Una nueva Ley de Propiedad Horizontal es necesaria para seguir combatiendo la morosidad en las comunidades de propietarios, porque aunque los datos muestran una disminución de lo que se adeuda, aún el 38,43% de las comunidades de propietarios tienen morosos, y el porcentaje de las comunidades de propietarios en las cuales las entidades financieras tienen pagos pendientes alcanza el 7%", ha subrayado el presidente del CAFS.

Apartamentos turísticos

El Colegio de Administradores de Fincas de Sevilla valora positivamente el incremento de inspecciones en viviendas con fines turísticos por parte de la Policía Local, "que ha triplicado el número de actuaciones en esta materia en lo que va de año respecto a las que se realizaron durante todo el año pasado", ha recordado Juan Luis Reina, vicepresidente del colegio profesional. No obstante, la institución sigue creyendo necesario buscar soluciones ante la "actual desregulación de las relaciones entre el alquiler de corta duración y las comunidades de propietarios".

"Estamos pendientes de reunirnos tanto con la delegación de Seguridad como con la Policía Local para ver de qué forma podemos colaborar para paliar esta situación, pues somos de los primeros en detectar este tipo de irregularidades", ha añadido el presidente, José Feria. "Los administradores de fincas colegiados intentamos consensuar con los dueños de estas fincas turísticas una mediación con el objetivo de paliar las molestias".

Feria ha reconocido que el 60% de las consultas que llegan a la Oficina de Atención a Comunidades, en funcionamiento desde 2014, están relacionadas con los apartamentos y las viviendas turísticas.

El presidente del colegio profesional ha asegurado que una comunidad de vecinos no puede prohibir esta actividad a uno de sus propietarios. Para que esto sea posible, es necesario una cláusula en los estatutos de la comunidad, que debe ser aprobada por unanimidad, algo que ni si quiera en los edificios de nueva construcción se contempla. "Incluso las promotoras se niegan a aceptar esta cláusula, ya que puede limitar su venta de viviendas", ha concluido Feria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios