Sevilla

Las obras de la Gavidia terminan de fulminar los árboles de la plaza

  • Los técnicos del Ayuntamiento detectan "graves daños" y la pérdida de raíces anterior a los trabajos

El árbol que se desplomó en la Plaza de la Gavidia. El árbol que se desplomó en la Plaza de la Gavidia.

El árbol que se desplomó en la Plaza de la Gavidia. / D. S.

Los informes de los técnicos del área de Transición Ecológica y Parques y Jardines sobre los dos árboles que fueron apeados el día 1 de la Plaza de la Gavidia, tras comprobar su estado al desplomarse otro de los ejemplares de este espacio, apuntan a los graves daños producidos por obras y a la "previsible" pérdida de raíces "anterior en el tiempo", mencionando además las "interferencias" de canalizaciones antiguas en el cepellón de uno de ellos.

Según la Dirección General de Medio Ambiente y Parques y Jardines, el ejemplar de platanus hispanica cuenta con "daños significativos" en el plato radicular por obras por todo su perímetro, con "previsible pérdida de raíces anterior en el tiempo" y canalizaciones antiguas "en fuerte interferencia con el cepellón".

Esto ha producido una "pérdida prácticamente total de anclaje al terreno". La parte aérea del árbol de 16 metros de altura contaba con unas dimensiones "significativas", que generaban "una vela excesiva" respecto a la pérdida del sistema de raíces que tenía. Así, se planteaba su "vuelco muy probable con condiciones meteorológicas adversas". El apeo era, pues, obligado, según el informe, porque "no existían medidas correctoras para permitir la pervivencia del ejemplar y su colapso era inminente".

En cuanto al ejemplar de fraxinus ornus, contaba con "daños significativos en el plato radicular por obras, con desgarros en raíces de hasta 20 centímetros de diámetro". La "pérdida" de anclaje al terreno era "prácticamente total" y la influencia de las "dimensiones significativas de la parte aérea" generaba una "vela excesiva respecto a la pérdida del sistema radicular". El apeo se impuso como la única solución a este árbol de 16 metros de altura, sobre el que se cernía un riesgo de "vuelco muy probable con condiciones meteorológicas adversas" por la pérdida de capacidad de anclaje. Su colapso, según el informe, era "inminente".

Fuentes municipales han informado de que que la caída de un árbol cuando se realizaban los trabajos de demolición y renovación del pavimento en la zona, con motivo de la obra que se desarrolla en la calle Baños, puso en evidencia los problemas de sujeción, por lo que se analizaron el resto de ejemplares.

Además, se descarta en ese momento que el problema de las raíces estuviera vinculado con las obras de reurbanización que se hacen en la actualidad, "puesto que entorno a estos arbolados no se han realizado ni zanjas ni sustituciones de canalizaciones ni de redes de abastecimiento".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios