EPA del segundo trimestre

Sevilla registra la segunda mayor bajada del paro en primavera desde 2002

  • La provincia reduce el paro en 22.100 personas entre abril y junio y crea 16.900 empleos. La tasa de paro cae al 22,16%, la más baja desde el primer trimestre de 2009

Comentarios 2

En consonancia con el tirón del mercado laboral en España y Andalucía, la provincia de Sevilla ha registrado un excelente segundo trimestre (entre abril y junio) tras un arranque del año negativo que dejó algunas dudas. Así, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) el paro se reduce en 22.100 personas, hasta 205.800, una cifra sólo superada en 2015 en la serie histórica del Instituto Nacional de Estadística (INE), que que comienza en 2002. Hace tres años, la rebaja del desempleo fue de 27.400 personas en primavera pero en los años siguientes se desaceleró ese bajón a 14.100 en 2016 y 14.500 en 2017. 2018 deja un fuerte rebote de 22.100, lo que confirma que el mercado laboral continúa con capacidad para seguir absorbiendo la gran masa de parados que dejó la crisis. Otra cosa es que el ritmo sea el suficiente para llegar en poco tiempo al nivel precrisis, el de finales de 2007, cuando había unos 115.000 parados.

El número de ocupados, es decir, las personas que están efectivamente trabajando, registra un aumento de 16.900 personas en la provincia, hasta 722.900, una evolución peor que la correspondiente al descenso de los parados. Eso no quiere decir que sea un indicador malo. Es muy bueno: el número de trabajadores ha crecido más esta primavera que en la de 2017 (16.500) y en 2016 (13.100) y hay que remontarse a 2015 para encontrar un tirón más fuerte (33.400 personas). Sólo en 2010, 2005, 2003 y 2002 Sevilla registró guarismos mejores en ocupación que en 2018. Por sectores, la mayor parte de los nuevos trabajadores pertenecen a servicios, pero no en una proporción tan abrumadora como en otros años. Así, de este segmento hay 9.100 empleados más, mientras que de la construcción son 3.700, de la industria 3.000 y de la agricultura 800. Llama la atención el fuerte repunte en un año de los trabajadores de la construcción (12.800) mientras que la industria, pese al repunte trimestral, pierde 5.500 en el plazo de 12 meses.

¿Por qué los datos del paro son mejores que los de los ocupados? Porque el número de activos (personas en disposición de trabajar y que o bien sí trabajan o están desempleados) disminuye. En Sevilla, entre abril y junio 5.200 personas pasaron a la inactividad, lo que contrasta con las 11.400 que se incorporaron a la población activa entre enero y marzo. Ese retroceso significa que, de las 22.100 personas que abandonan el paro más de 5.000 lo hacen no porque encuentren un empleo, sino porque pasan a ser amas de casa, estudiantes, jubilados, incapacitados, etc.

Por otro lado, la tasa de paro, que mide el número de desempleados en relación con la población activa, se reduce de forma importante, del 24,41% al 22,16%, más de dos puntos en tres meses, por el aumento de los ocupados y la mencionada reducción de los activos.

Además, el buen dato trimestral ha permitido que la evolución anual mejore sustancialmente: hay 25.400 trabajadores más que en el segundo trimestre de 2017 y 23.600 parados menos.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios