Sevilla

El Ayuntamiento pide dinero a la Junta para ampliar la oferta turística en la Macarena y Triana

  • La intención es que incluya el proyecto dentro de los Planes Turísticos de Grandes Ciudades, que pretenden crear nuevos productos y atender a la demanda de visitantes que buscan consumir cultura, compras y ocio en un entorno urbano  

Un autobús turístico pasa por delante de la Muralla de la Macarena. Un autobús turístico pasa por delante de la Muralla de la Macarena.

Un autobús turístico pasa por delante de la Muralla de la Macarena. / Juan Carlos Muñoz

Un plan para mejorar y ampliar la oferta turística en zonas como la Macarena o Triana. Hace años que la idea vuela entre por las estrategias municipales y del sector turístico, pero es ahora cuando el Ayuntamiento de Sevilla ha dado un paso firme más en busca de la financiación y el apoyo que requiere un proyecto que la creciente demanda ha hecho hoy imprescindible.  

El Ayuntamiento de Sevilla ha enviado ya una propuesta a la Junta de Andalucía con el objetivo de que sea incluida dentro de sus Planes Turísticos de Grandes Ciudades. El objetivo es derivar el turismo, mes a mes al alza, que recibe la ciudad a otros puntos con grandes atractivos, pues cuentan con elementos de patrimonio arqueológico o histórico importantes como son la Muralla de la Macarena, la Plaza del Altozano o la conexión del Paseo de la O con la calle Betis.

Turistas en la Plaza del Altozano. Turistas en la Plaza del Altozano.

Turistas en la Plaza del Altozano. / Juan Carlos Vázquez

“La finalidad es generar distintos flujos que alivien el exceso de concentración de Santa Cruz y el entorno de la Giralda y la Catedral”, apunta el delegado municipal de Turismo, Antonio Muñoz. El concejal hace hincapié no sólo en el potencial patrimonial de la zona norte del centro, también en la confluencia de negocios de restauración y comercio alternativo, pero alejados de las franquicias, que ya existen en el eje San Luis-Alameda. “Es un barrio muy interesante para el turista urbano y amplía el espacio por el que transcurren las experiencias de quienes nos visitan”, dice Muñoz.  

Precisamente, los citados planes de la Junta, que son para dos años, están dirigidos a municipios de más de 100.000 habitantes y su principal objetivo es diversificar la oferta de las ciudades andaluzas creando y desarrollando nuevos productos para un segmento de turismo creciente, el denominado también turismo urbano que busca consumir patrimonio, cultura, gastronomía y también compras y ocio nocturno y en el que está muy bien situada la capital. Almería, Córdoba y Huelva cuentan actualmente con planes de este tipo en desarrollo o en trámite.

El Ayuntamiento prevé que la mejora de la oferta en estos puntos permitirá también para ampliar la estancia en la capital con más pernoctaciones. El turista ya se ha desplazado a estas zona, donde la proliferación de apartamentos turísticos es elevada desde hace un año. Un ejemplo son las calles San Luis, Feria o arterias más interiores de Triana, barrio donde los precios se han disparado en el último año más de un 25%. 

El proyecto está todavía por detallar, a la espera de su aprobación, pero fija un presupuesto necesario de 990.000 euros que permitiría acometer obras de restauración, habilitación y mejora de las infraestructuras turísticas necesarias para mostrar y ayudar a interpretar este patrimonio de la Macarena y también Triana.

Jóvenes con maletas ante la Muralla de la Macarena. Jóvenes con maletas ante la Muralla de la Macarena.

Jóvenes con maletas ante la Muralla de la Macarena. / Juan Carlos Vázquez

El Ayuntamiento está pendiente también de la ayuda del programa del 1.5% cultural que, de ser aprobada, proporcionaría más de medio millón para la Muralla de la Macarena, que se destinará a su restauración y el Ayuntamiento podría hacerse cargo de la musealización de este monumento. Si la subvención no llega, Urbanismo seguirá con su compromiso, pero los planes se ralentizarán.

La idea es jugar con el nexo de unión de la historia de la ciudad, desde su creación, y la cultura e idiosincrasia de ésta. Y en esta línea hace tiempo que se viene hablando en Sevilla de la necesidad de poner en marcha nuevas rutas por la calle San Luis, la Macarena y San Julián. 

En la zona norte del centro hay un movimiento vecinal que lleva unos meses reclamando una mayor atención a la Muralla de la Macarena, como gran foco de atención turística y que entronca a la perfección con la cultura de barrio y tradición que este segmento de visitante urbano busca.

En estos momentos, las encuestas revelan que sólo un 5% de turistas llegan a la ciudad con planes para acudir a la Macarena, donde una visita por el interior de las murallas podría ser un gran atractivo. Ahí existe ya un importante motor, la basílica, cuyo museo recibe al año 250.000 visitas.

Ésta sería una de las iniciativas de contenido turístico del plan para Sevilla, más ambicioso y con un presupuesto cuatro veces mayor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios