Sevilla

El precio de la vivienda usada en Sevilla está inflado en un 20%

  • Según la agrupación de inmobiliarias Alianza, los propietarios se lanzan a la venta en base a datos de portales inmobiliarios que están lejos de los reales

Bloques de viviendas en la calle Marqués de Paradas. Bloques de viviendas en la calle Marqués de Paradas.

Bloques de viviendas en la calle Marqués de Paradas. / Juan Carlos Muñoz

"Los vendedores, en muchas ocasiones, se lanzan a la venta con exceso de información no contrastada ni certera, poniendo precios injustificados de ventas, únicamente por la comparativa de viviendas similares en los portales inmobiliarios". Esto asegura Miguel Trujillo, presidente de la Agrupación de Inmobiliarias Alianza Sevilla, que cifra una diferencia del 20% entre el precio real de venta y el basado en falsas expectativas.

Por ello, desde Alianza, afirman que el precio real de venta de la vivienda usada en Sevilla no subirá durante 2020, si bien será mucho más complicado vender un inmueble en Sevilla, al aumentar las expectativas de los propietarios y dilatarse en cambio los tiempos de decisión de compra, debido a la demanda contenida. Este mensaje lo extraen de sus predicciones en el trabajo diario de sus más de 130 agencias asociadas a pie de calle, basadas en operaciones de compraventa reales. En cambio, sí consideran que está aumentando considerablemente el número de viviendas disponibles para venderse.

Alianza quiere realizar una llamada de atención ante una situación que califican de "ficticia" en cuanto a los precios de compraventa que se están dando. "Los precios que aparecen en los portales inmobiliarios, en los que muchos compradores se basan para poner el precio de venta de su vivienda, no son datos de venta reales, son estimaciones que nunca llegan a confirmarse en el momento de la venta. Ello genera que los precios lleguen a inflarse hasta en un 20% con los subsiguientes problemas para el sector y para todas las personas implicadas", asegura Trujillo.

Demanda contenida de compradores y cambio de perfil

Una de las consecuencias de esta situación que denuncia Alianza Sevilla es la falta de confianza e incertidumbre por parte de los compradores, cuya demanda está en estos momentos "contenida". "Estamos detectando que se realizan menos visitas a las viviendas que están en venta y el tiempo para la toma de decisiones se está dilatando", comenta el Presidente de la Agrupación. Una situación que contrasta en cambio con el acceso a hipotecas por parte de la banca, más receptiva que en estos años anteriores.

Además, han percibido igualmente un cambio en el perfil de las personas que compran. En primer lugar, aumentan las familias o parejas que compra su primera vivienda, bajando en cambio la compra de viviendas de segunda mano para sustitución. Es decir, para mejorar el inmueble en el que residen en la actualidad. Al mismo tiempo, desciende de manera alarmante el número de inversores que compran viviendas para destinarlas a alquiler.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios