Contenido patrocinado

Por qué la primera imprenta americana nació en Sevilla

Con la impresión digital se abre un amplio abanico de posibilidades y las impresiones mejoran en calidad y costes. Con la impresión digital se abre un amplio abanico de posibilidades y las impresiones mejoran en calidad y costes.

Con la impresión digital se abre un amplio abanico de posibilidades y las impresiones mejoran en calidad y costes.

La imprenta ha tenido una gran evolución desde su creación por Johannes Gutenberg en 1440 hasta la actualidad con la digitalización. Un aspecto curioso es que la primera imprenta americana tiene una vinculación muy estrecha con Sevilla y hoy en día podemos encontrar una imprenta barata en Sevilla que ha sabido adaptarse a los cambios de hábitos de los consumidores, reduciendo tiempos de impresión y también los precios.

Historia de la imprenta

Como ya hemos comentado, el inventor de la imprenta fue Gutenberg en el siglo XV. Este germano creó un sistema basado en la fundición de las letras del abecedario cada una por su cuenta en metal y al juntarse formaban palabras en bastidores de madera. El proceso continuaba con el entintado de todo el contenido que se deseara y que se apretaba contra el papel para realizar la impresión. Con este método Gutenberg imprimió su primer libro, que fue una copia de la Biblia y que sería conocida más adelante como la “Biblia de Gutenberg”.

Desde ese momento, la imprenta se extendió con rapidez, lo que hizo que se abrieran imprentas en países como Suiza e Italia (1465), Holanda y Francia (1470), España y Hungría (1473) o Inglaterra (1476). En el caso concreto de España, la imprenta también se extendió a gran velocidad por Barcelona (1475), Tortosa y Sevilla (1477), Lérida (1479) o  Salamanca (1481).

Vinculación de la imprenta con Sevilla y América

En el siglo XVI, un siglo después de la invención de la imprenta, una dinastía de impresores alemanes que residía en Sevilla abrieron en la ciudad un taller de imprenta. En concreto, en 1511. Unos años más tarde, en 1539, Juan Pablos, que era uno de los operarios que trabajaba en la imprenta abrió en México el taller filial Casa de Juan Cromberger. De este modo, México se convirtió en la sede de la primera imprenta americana, que se llevó desde España y que se ubicó en la Casa de las Campanas (hoy en día un Museo del Libro).

El camino a la digitalización de la imprenta

La imprenta siguió evolucionando con el paso de los años y en 1796 se inventó la técnica litográfica que trajo consigo el primer proceso de impresión en plano. Además, la revolución industrial y el mayor acceso de los habitantes a la prensa escrita propiciaron mayores avances. En 1904 surgió una nueva creación, la impresión offset. Un invento que se sigue utilizando en la actualidad.

Igualmente, al crearse máquinas para imprimir más rápido y, sobre todo, con la invención de la rotativa se aceleró mucho el proceso de impresión ya que imprimía muchos millares de ejemplares cada hora.

Con la impresión digital se abre un amplio abanico de posibilidades y las impresiones mejoran en calidad y costes. Por esa razón, las imprentas han ido evolucionando y digitalizándose con el paso de los años. Un ejemplo de ello lo encontramos en Marcaprint, que se ha adaptado a los nuevos hábitos de los consumidores y que ha reducido el tiempo y el precio de sus impresiones.