La lucha contra la explotación sexual Protestas vecinales en febrero contra el incremento de prostitutas

La prostitución callejera persiste pese a las campañas municipales

  • Los vecinos de zonas afectadas, como Sevilla Este, aseguran que cada día son más las mujeres que se ofrecen en la calle · La ordenanza para multar a los clientes sigue elaborándose desde el año 2009

Comentarios 14

Las campañas del Ayuntamiento de Sevilla no han logrado erradicar la prostitución callejera a lo largo del último año y medio, tiempo que lleva vigente el plan especial contra este fenómeno impulsado por el Consistorio. Actualmente, el Ayuntamiento trabaja en colaboración con varias ONG en la elaboración de un mapa de la prostitución y ha lanzado varias campañas publicitarias dirigidas a sensibilizar a los clientes. Pero ninguna de las dos medidas no han dado resultados, quizás por el retraso en la aprobación del que en teoría debería ser su principal pilar: la ordenanza municipal que prohibirá la práctica de la prostitución callejera y permitirá multar a los clientes.

Esta norma lleva preparándose desde el verano de 2009 y todavía no tiene fecha prevista para su aprobación, si bien desde el Ayuntamiento se ha avanzado la posibilidad de llevarla al Pleno de este mes de enero. En cualquier caso, el retraso de esta ordenanza es mucho mayor, pues estaba previsto que se contemplaran normas específicas contra la prostitución ya en la ordenanza contra el vandalismo, aprobada en el año 2008.

El Ayuntamiento pretende implantar una serie de medidas para proteger a las prostitutas, como facilitarles el acceso a una vivienda o a un empleo y regularizarlas en el caso de las extranjeras. Pero nada de esto se ha puesto en marcha todavía y los vecinos de las zonas más afectadas por este fenómeno denuncian que cada vez son más las mujeres que se prostituyen en la calle. Uno de los barrios más afectados es Sevilla Este, donde la prostitución callejera existe desde hace más de diez años.

Los residentes en este barrio aseguran que el fenómeno va en aumento y que cada día son más mujeres las que se prostituyen en zonas como la avenida Emilio Lemos o la carretera que circunvala este barrio y Alcosa, junto al solar en el que se instala el mercadillo. Por eso estos días solicitarán permiso a la Delegación del Gobierno para cortar el tráfico en señal de protesta durante algunos días de febrero, según anunció recientemente el vicepresidente de la Federación de Entidades Ciudadanas de Sevilla Este (Fecise), Ramón Bulnes.

Este representante vecinal expuso que las prostitutas trabajan cada tarde desde aproximadamente las ocho en adelante y lo hacen a muy pocos metros de la comisaría de la Policía Nacional, que fue inaugurada el año pasado. "Todas las tardes, a partir de las ocho, empiezan a llegar chicas, lo que es una verdadera pena, más que nada por el espectáculo, porque está claro que si se oculta el problema no se resuelve pero ahora mismo están a la vista de las casas y los niños", indicó Bulnes, que lamentó que la inauguración de la comisaría de la Policía Nacional no haya servido para erradicar este fenómeno.

De momento los vecinos quieren expresar sus protestas con cortes de tráfico, lejos de otras medidas más drásticas tomadas hace años, como la creación de patrullas vecinales para erradicar la prostitución.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios