Quema del Judas Puigdemont en Coripe La Fiscalía de Sevilla investiga la denuncia de la Generalitat por la quema del judas de Puigdemont

  • El Ministerio Público investigará si hubo un delito de odio en la quema de una figura que simulaba al ex presidente huido de la Justicia, tras haber recibido una denuncia de la "Abogacía del Estado de la Generalitat"

Varios vecinos de Coripe prenden fuego al muñeco de Puigdemont tras fusilarlo. Varios vecinos de Coripe prenden fuego al muñeco de Puigdemont tras fusilarlo.

Varios vecinos de Coripe prenden fuego al muñeco de Puigdemont tras fusilarlo. / EFE / F. Cabanillas

La Fiscalía de Sevilla ha abierto unas diligencias de investigación para estudiar la denuncia presentada por la Generalitat por la quema del Judas del ex presidente de la Generalitat Carles Puigdemont, con motivo de las fiestas de Coripe en abril pasado.

Fuentes de la Fiscalía hispalense han confirmado a este periódico que se ha acordado abrir unas diligencias de investigación, después de haber recibido, a través de la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Barcelona de una denuncia presentada por la "Abogacía del Estado de la Generalitat", en la que consideran que la quema del Judas con la figura del ex presidente catalán que permanece huido de la Justicia española puede constituir un delito de odio.

Carles Puigdemont fue el protagonista de la tradición de la Quema del Judas, que incluye siempre a  "un personaje que se haya caracterizado en los 365 días anteriores por ser especialmente negativo para la sociedad", según la opinión de los organizadores de la fiesta. La figura con la imagen del ex presidente catalán lucía su típico peinado, traje oscuro, un lazo amarillo y una estelada como capa, y fue quemada tras ser tiroteada ante los vítores de la gente que llenaba la plaza del pueblo.

La celebración se produjo en el marco Domingo de Resurrección de Coripe, uno de los días más importantes para la localidad con la tradición del Judas, en la que se recrea el Huerto de los Olivos por el que pasa la procesión del Cristo Resucitado organizada por la Parroquia de San Pedro y una vez finalizada es cuando tiene lugar la quema del Judas.

Personajes como Fidel Castro o, más recientemente, Iñaki Urdangarín, Rodrigo Rato, Miguel Carcaño o el pequeño Nicolás han encarnado al Judas de Coripe, aunque con menos repercusión cuando no existían las redes sociales.

De hecho, la quema del 'Judas' ya fue investigada por la Fiscalía de Sevilla el año pasado, después de que el Movimiento contra la Intolerancia denunciara un posible delito de odio, por la quema de un muñeco que representaba a Ana Julia Quezada, la asesina confesa del pequeño Gabriel Cruz, que recibió además diversos insultos racistas. El Ministerio Público, tras investigar el caso y tomar declaraciones a varios miembros de la corporación municipal de Coripe, decidió archivar las diligencias al estimar que era imposible identificar a los autores y señalar que el derecho Penal "debe ser empleada como última ratio", dado que hay otros métodos para "regular y controlar este tipo de festividades".

En el decreto de archivo, que tiene fecha del 7 de junio de 2018, la Fiscalía reconocía que las imágenes difundidas "atentan contra la sensibilidad por el gran parecido del muñeco con la persona a la que representaba, y que los insultos que la acompañaban, de marcado carácter racista y misógino, podrían llegar a constituir un delito de incitación al odio" del artículo 510 del Código Penal, pero concluía que "no es menos cierto que no es posible identificar a los autores de tales expresiones".

La denuncia fue presentada por el Movimiento Contra la Intolerancia, que señaló que además de ser tiroteado y colgado, el "Judas" de ese año 2018 recibió insultos del tenor "a tomar por culo la negra", "mierda de negra", o "que sufra, por perra y mala".

El Ministerio Público señaló en su respuesta a esta denuncia que el asesinato del pequeño Gabriel Cruz dio lugar a una "oleada de indignación en todo el territorio nacional, con expresiones poco acertadas dirigidas contra la autora confesa que, quizá, alcanza su cúspide en esta celebración, en la que personas que no han podido ser identificadas, expresaron tal indignación y frustración de manera poco correcta y extralimitándose en la elección del Judas, al seleccionar a una persona privada, cuya trascendencia pública no ha sido buscada por la misma (más allá de su propia responsabilidad criminal, que deberá determinar el tribunal competente)".

No obstante, la Fiscalía concluía recordando que la jurisdicción penal debe ser "empleada como última ratio, existiendo otros mecanismos como el Real Decreto 2816/1982, de 27 de agosto, para poder regular y controlar este tipo de festividades".

La Fiscalía recordaba asimismo que "son los padres de los alumnos de Segundo de Eso del Colegio Público de la localidad quienes, en votación secreta y no reglada, eligen y elaboran el muñeco". Y añadía que no es costumbre, "ni parte de la fiesta, el insultar al personaje que represente, sino simplemente quemar al personaje que, a su juicio, ese año, representaba "el mal, en contraposición al Cristo Resucitado que minutos antes ha recorrido el pueblo en procesión".

A la fiesta acuden numerosas personas de fuera de localidad, circunstancia que es "aprovechada por los padres de los alumnos para montar un ambigú, en el que recaudan dinero para el viaje de fin de curso de sus hijos", expuso el Ministerio Público, que añadió entonces que la "Quema del Judas" es una celebración que fue declarada fiesta de interés turístico nacional por resolución de 12 de diciembre de 2011 de la dirección general de Fomento y Promoción Turística de la Junta de Andalucía. Y además es una tradición que se celebra en otras localidades de España, no sólo en Coripe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios