Los problemas de los barrios

Insomnio por el mercancías

  • Más de un centenar de familias que viven junto la estación de tren de Sevilla Este se sobresaltan todas las noches por el “insoportable ruido”

  • Las sirenas de los bomberos, las urgencias y las emergencias policiales también rompen el silencio de la noche

Los ruidos no dejan vivir en paz a los vecinos de Sevilla Este Los ruidos no dejan vivir en paz a los vecinos de Sevilla Este

Los ruidos no dejan vivir en paz a los vecinos de Sevilla Este / José Ángel García

Comentarios 13

A Thierry Vogel, Manuela Chaparro y Francisco Fuentes les despierta cada noche el intenso ruido que se produce a altas horas de la madrugada en Sevilla Este. La culpa es del tren. Ellos viven en la residencia Al Alba, una comunidad de vecinos que se encuentra justo detrás del centro comercial Zona Este, y en su misma situación hay más de 120 familias afectadas. Tanto de su urbanización como de las comunidades cercanas Minarete y Puerta Este I y II.

"A las 4 de la mañana pasan los grandes trenes de mercancías causando un estruendo insoportable. A esa hora se despierta a todo el mundo y, luego, ya recuperas el sueño o no". Vogel es uno de los vecinos más afectados, ya que su casa está a menos de 20 metros de la vía que cruza el barrio.

Thierry Vogel en la azotea de su vivienda Thierry Vogel en la azotea de su vivienda

Thierry Vogel en la azotea de su vivienda

"Cada media hora se escucha el 'clan clan clan' de las vías y es un ruido leve, pero el de mercancías es enorme, son trenes de gasoil que suenan mucho más que los eléctricos", corrobora Fuentes, otro de los vecinos afectados. Y se muestra perplejo, además, de que los trenes "piten sin pudor" cuando entran en el apeadero a las cuatro de la mañana.

No es el único ruido que soportan en esta urbanización. Chaparro soporta durante todo el día el zumbido constante que producen los extractores del centro comercial. "Tendrían que poner un silenciador", reclama esta residente de la comunidad Al Alba. "Tienes que subir el volumen de tu televisor o cerrar las ventanas para no escuchar el ruido", confirma Thierry advirtiendo que no es hasta bien avanzada la noche, sobre la una y media de la madrugada, cuando "se acaba el ruido y ya pueden respirar...".

Centro comercial Zona Este Centro comercial Zona Este

Centro comercial Zona Este / José Ángel García

A pesar del cansancio, la actitud de los vecinos no es pesimista y mucho menos derrotista. Tienen propuestas concretas que podrían mejorar la situación de las familias que viven en esta zona de la ciudad. En primer lugar, plantean instalar unas pantallas antirruidos como las que ya existen en la SE-30. Otra propuesta es cambiar los horarios de la llegada de los trenes de mercancías, fijando una hora tope de entrada. Esta propuesta, como reconoce Thierry, tendría más complicación porque son conscientes de que es de madrugada cuando hay menos tráfico -durante el día pasan los trenes llenos de pasajeros y esos molestan menos- pero se muestran convencidos de que, al menos, podría estudiarse.

Lo paradójico de este barrio es cómo se acumulan los problemas. El principal motivo de insomnio de Sevilla Este viene provocado por los trenes y el zumbido constante durante el día del centro comercial, pero no es lo único: el silencio de la noche también se rompe por los ruidos que generan los bomberos, las urgencias y los policías.

Los vecinos se quejan de que las sirenas de estos servicios se activan desde que salen hasta que llegan al lugar de los hechos. Hay una pregunta insistente que sobrevuela el ambiente. Entre la resignación y la incomprensión: ¿Existe tanto tráfico de madrugada para que vayan con las sirenas despertando a todo el barrio?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios