Sevilla

Sevilla sólo ha sufrido en 44 años un tercio de las olas de calor

  • Los peores episodios por altas temperaturas desde 1975 se desarrollaron en 2017, 2015, 2012 y 2003

  • De las 57 olas de calor registradas en España, la ciudad se ha visto afectada en 21 ocasiones

Panorámica del río con un cielo totalmente nublado en un día de julio. Panorámica del río con un cielo totalmente nublado en un día de julio.

Panorámica del río con un cielo totalmente nublado en un día de julio. / Juan Carlos Muñoz

En verano es normal que haga calor y en Sevilla esto es algo bastante asumido aunque este año el mercurio esté dando una tregua considerable con temperaturas por debajo de las medias. No obstante, hablar de calor, incluso de mucha calor, no es lo mismo que hablar de olas de calor. Para considerar este fenómeno meteorológico tienen que darse otros dos factores: la duración y el número de localidades afectadas. Además esta sensación es muy relativa según la zona en la que nos encontremos.

Por ejemplo, en Sevilla aproximadamente el 60% de los días de julio y agosto se registran máximas por encima de 35 ºC y el 25% por encima de 38 ºC, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Por lo tanto, un día con una máxima de 38 grados aquí, será un día muy caluroso, pero no lo suficiente como para ser candidato a ola de calor. Por el contrario, en zonas del norte del país, cuando la temperatura máxima registrada asciende a esos 38 ºC, se empieza a hablar de periodo muy caluroso y sí podría formar parte de ese fenómeno meteorológico.

Teniendo en cuenta que la Aemet considera ola de calor "un episodio de al menos tres días consecutivos, en los que como mínimo el 10% de las estaciones consideradas registran máximas por encima del percentil del 95% de su serie de temperaturas máximas diarias de los meses de julio y agosto del periodo 1971-2000", en España se han producido estos episodios casi todos lo años desde 1975. En concreto 57, de los que Sevilla se ha visto afectada en 21 ocasiones. Hablamos de los años 1975, 1976, 1979, 1981, 1988, 1989 (dos episodios), 1991 (también dos episodios), 1992, 1994, 1995, 2003, 2004 (otros dos), 2007, 2012, 2016, 2017 (en dos ocasiones) y 2018.

La última ola de calor que afectó a Sevilla se registró el año pasado y afectó a 36 provincias el 3 de agosto, que resultó ser el día más cálido. Este verano, el primero de estos episodios que se ha dado en España comenzó el 26 de junio y afectó a gran parte de la península ibérica y las islas Baleares, pero no a Sevilla, que de momento no ha vivido en lo que va de verano ningún episodio de temperaturas extremas. 

¿Cuáles han sido las peores olas de calor?

Los años 2017, 2015, 2012 y 2003, todos en la última década, están marcados en rojo en el calendario meteorológico de España. En los veranos de estos años se vivieron las peores olas de calor registradas por la Aemet desde 1975. 

Aunque fue el año pasado cuando la ciudad vivió la última ola de calor hasta el momento, que afectó a 36 provincias entre el 31 de julio y el 8 de agosto dejando incluso una temperatura al borde del récord histórico con 44,5 grados el 3 de agosto, fue en 2017 cuando tuvo lugar el peor verano de los últimos años en cuanto a altas temperaturas.

U termómetro registra 47 grados en uno de los días de más calor del año 2017 en Sevilla. U termómetro registra 47 grados en uno de los días de más calor del año 2017 en Sevilla.

U termómetro registra 47 grados en uno de los días de más calor del año 2017 en Sevilla. / Belén Vargas

Este año, con una ola de calor cada 18 días, se batido el récord desde 1975, con cinco episodios, y superó los de 1991 y 2016, en los que se registraron cuatro fenómenos similares de altas temperaturas en cada uno de ellos. Estas olas de calor se produjeron entre el 13 de junio y el 22 de agosto, sumando en total 25 días. A Sevilla sólo afectaron dos de estas olas de calor. La primera y la cuarta. El primero estos episodio de 2017 llegó antes incluso de la llegada oficial del verano, entre el 13 y el 21 de junio, convirtiéndose en la ola de calor más temprana sólo por detrás de la registrada entre el 11 y el 16 de junio de 1981. El cuarto de estos fenómenos de hace dos años que también se vivió en Sevilla se alargó durante cinco días, entre el 2 y el 6 de agosto, y afectó a 23 provincias (días 4 y 5) del centro, sur y este peninsular y las Baleares. El valor máximo de la ola fue de 37,7 grados (día 4) con una anomalía de 2,9 grados.

Cronológicamente, el segundo peor año por olas de calor de los que tiene registro la Aemet se vivió en el año 2015. En aquel verano se registraron dos de estos fenómenos meteorológicos, pero ninguno llegó a afectar a Sevilla, según los registros de la Aemet. La primera ola de calor en este año se desarrolló entre el 27 de junio al 22 de julio. Fue la  la ola de calor más larga registrada en España en los últimos 40 años. Durante los 26 días que duró la ola de calor, el día más cálido se registró el 6 de julio, con una temperatura máxima media en el país de 37,6 °C. Se superaron los 40 grados en prácticamente todo el territorio, resultando este mes de julio el más caluroso de los últimos 56 años. Apenas hubo días en los que las máximas bajaran de los 40 grados, sin embargo en Sevilla no llegaron a darse los condicionantes para que estos extremos se catalogaran como ola de calor. El segundo de estos episodios en 2015 se dio entre el 27 y el 29 de julio.

Más lejos en la memoria queda el año 2012, destacado por haber vivido la ola de calor más extensa, con 40 provincias afectadas el 10 de agosto. En concreto, este año se produjeron tres de estos episodios meteorológicos de los que Sevilla se vio afectada en uno, precisamente el más intenso en el número de zonas afectadas, que se desarrolló entre el 8 y el 11 de agosto. Entonces, la estación meteorológica de Sevilla aeropuerto superó los 45,9 grados el día 11.

El último año a destacar fue 2003, por haber vivido la segunda ola de calor más larga desde 1975, con 16 días, y miles de víctimas mortales repartidas por gran parte de Europa. De los dos episodios por temperaturas extremas que se registraron hace 16 años, Sevilla se vio afectada sólo por el segundo, precisamente el más destacado. Este se desarrolló entre el 30 de julio y el 14 de agosto. Afectó a 38 provincias y se da la circunstancia de que registró la temperatura media a nivel nacional más cálida desde que se tienen registros (24,94 grados), seguido de los 24,65 grados de 2017, y los 24,54 ºC de 2015.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios