Calle Rioja

El sustituto de Aníbal González

  • Repaso. En la Fundación Cajasol se exponen carteles, programas de mano y mobiliario de los noventa años del teatro Lope de Vega, que Vicente Traver diseñó como pabellón del 29

Antonio Pulido y Antonio Muñoz junto a los componentes de la Asociación Cultural Bargueño. Antonio Pulido y Antonio Muñoz junto a los componentes de la Asociación Cultural Bargueño.

Antonio Pulido y Antonio Muñoz junto a los componentes de la Asociación Cultural Bargueño. / José Ángel García

ENTRE 1929 y 1936 se llamó Teatro de la Exposición. Desde entonces hasta hoy, Teatro Lope de Vega. El primer nombre se debe a que el edificio acogió el Pabellón de Sevilla de la Exposición Iberoamericana de 1929. El Teatro de la Exposición se inauguró el 30 de marzo de 1929 con El corazón ciego, obra de Gregorio Martínez Sierra. La autoría está en entredicho desde que se atribuyó a su esposa, María Lezárraga. El reparto lo encabezaba Catalina Bárcenas, amante del dramaturgo. El contrato de la obra es una de las joyas documentales de la exposición Pabellón de Sevilla. 90 años, que ayer se inauguró en la Fundación Cajasol. De portada de Feria a la Sevilla del Corpus. El Casino de la Exposición y el Teatro Lope de Vega los diseñó el arquitecto valenciano Vicente Traver, que en 1927 releva a Aníbal González como arquitecto director del certamen. El viernes 31 se cumplen noventa años de la muerte del arquitecto que diseñó el recinto expositivo. Su memoria la reivindicó Antonio Muñoz, delegado de Cultura, en su primer acto después del triunfo electoral de Espadas.

Ya es una realidad, “no son promesas electorales”, hablar del Pabellón Real como museo de Aníbal González. Con aquella Exposición del 29 pasó lo que ocurriría con la del 92, su alejamiento de la ciudad. “Cuando termina el certamen, el teatro estaba en las afueras de la ciudad. La Fábrica de Tabacos no era todavía sede de la Universidad, no se había empezado a construir el barrio de Los Remedios.Los años 40 en esta ciudad fueron años muy duros y muy poco estudiados”. Son palabras de Manuel del Valle, alcalde de Sevilla entre 1983 y 1991. En su primer mandato se llevó a cabo la rehabilitación del Lope de Vega, fue el munícipe que aglutinó a los integrantes de la Asociación Cultural Bargueño que promovieron la exposición.

Con Del Valle, parecen los siete magníficos: Chus Cantero (Erandio, Vizcaya, 1951),Pedro González de la Hoz (Sevilla, 1951),Miki Mata (Barcelona, 1952), Bernardo Bueno (Lepe, 1948), Juan Víctor Rodríguez Yagüe (Cáceres, 1949) y Eduardo del Campo Zapata (Sevilla, 1942). Antonio Pulido fue el anfitrión en la Fundación Cajasol.

Se dieron cita protagonistas de la historia de este anfibio de la arquitectura: Manolo Cuervo, Fausto Velázquez, Juan Carlos Sánchez. El último pregón de Semana Santa en el edificio del 29 lo dio Moreno Andrade en el 92.

Entre los documentos, el contrato que Manuel del Valle firmó con los directores generales de Arquitectura del Gobierno central y de la Junta para financiar la rehabilitación del teatro. “Era una construcción efímera, sin cimentación”, dice Del Valle. Víctor Pérez Escolano dirigió la rehabilitación. El Casino y el Teatro se reabren, todavía en obras “oliendo a pintura”, para que Karpov y Kasparov libraran las partidas del Mundial de Ajedrez. En la exposición está el tablero y la mesa en la que jugaron. “Uno era comunista y otro no, pero a los dos hubo que pagarles en Suiza”, recuerda Del Valle.

Una historia apasionante de un Casino sobre el que pesó una amenaza de convertirlo en hotel y piscina. Historia viva. En un programa de mano aparece María Galiana en el reparto de Tovarich en 1954 y en enero de 2019 representó El Mago. El catálogo cuenta con los testimonios de los cuatro últimos directores del teatro: José Javier Ortiz, José Luis Castro, Juan Víctor Rodríguez Yagüe y Antonio Álamo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios