Sevilla

Un taxista sufre una brutal paliza de tres clientes que le robaron 60 euros

  • La víctima, de 53 años, precisó de asistencia hospitalaria al recibir fuertes golpes en la cabeza en su propio vehículo

Un taxista de 53 años, Ramón Leanez, se recupera de las graves heridas que sufrió el pasado sábado 31 de agosto cuando tres clientes le agredieron para posteriormente robarle sesenta euros. Los hechos ocurrieron al mediodía, en torno a la una de la tarde de último sábado de agosto, cuando Leanez se encontraba trabajando en Sevilla. A esa hora se encontraba exactamente en la calle Luis Montoto dirección Carretera de Carmona cuando tres individuos le dieron el alta para solicitarle un servicio. "Me indicaron que querían ir a Viar del Caudillo, una pedanía de Alcalá del Río, donde tenían previsto recoger a un amigo para después regresar a Sevilla. Al tratarse de una carrera larga, me preguntaron cuánto les costaría la carrera, y les comenté el precio, aunque les advertí que dependería, en todo caso, de lo que marcara el taxímetro", recuerda.

Para la víctima el servicio transcurría con normalidad durante la salida de Sevilla. "Estuvimos hablando por el camino e incluso me comentaron que trabajaban en el campo y que habían terminado la campaña de la aceituna, me hablaron también de la campaña de la naranja, todo parecía normal", añade.

Al llegar al destino, uno de los clientes, cuyas edades giran en torno a los 25 años, llamó al amigo que al parecer iban a recoger. "Hasta ese momento hablaban en un perfecto español, pero en la llamada utilizó un idioma que me pareció de Europa del Este", recuerda la víctima. Tras la conversación telefónica, le indicaron que continuara por un camino, pero de pronto el taxista se encontró con una cadena que impedía el paso. Fue en ese instante cuando, sin mediar palabra, los tres clientes comenzaron a propinarle fuertes golpes en la cabeza. Tras sufrir la brutal paliza, le exigieron el dinero. En total se llevaron unos sesenta euros, treinta que Leanez había cosechado durante toda la jornada de trabajo, y otros treinta que llevaba en un monedero. "Si de primera me hubieran pedido el dinero se lo habría entregado sin dudarlo", lamenta la víctima, que insiste en que "sufrió los golpes de buenas a primera". Tras quedar malherido llegó hasta el Viar del Caudillo donde un agente de la Guardia Civil le indicó que acudiera al centro de salud de Alcalá del Río donde recibió la primera asistencia sanitaria. Desde este punto de Atención Primaria fue trasladado en ambulancia al Hospital Macarena. Este hombre recibió diez puntos de sutura en el rostro, concretamente en la ceja; y siete grapas en otras dos heridas abiertas en la cabeza. Además sufrió hematomas en el rostro de los que aún se recupera.

Al día siguiente de sufrir la agresión, el domingo 1 de septiembre, la víctima acudió a la Guardia Civil para interponer la correspondiente denuncia.

Durante los nueve años en los que ha trabajado al volante de un taxi, Ramón Leanez, no había sufrido, hasta ahora, una agresión en su vehículo. "Hasta ahora, sólo había tenido clientes que se iban del coche sin pagar, pero sin sufrir violencia". Este hombre espera incorporarse hoy mismo a su trabajo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios