Universidad

¿Cuándo se vacunará el profesorado de las universidades sevillanas?

  • Salud no considera prioritario este colectivo, que alcanza las 5.000 personas en Sevilla

  • La conferencia de universidades españolas exige que se le otorgue preferencia en la inmunización

Vacunación de una docente no universitaria en las instalaciones deportivas de la US en Los Bermejales. Vacunación de una docente no universitaria en las instalaciones deportivas de la US en Los Bermejales.

Vacunación de una docente no universitaria en las instalaciones deportivas de la US en Los Bermejales. / Juan Carlos Muñoz

Mientras que el profesorado y personal de administración y servicios (PAS) de colegios, escuelas e institutos de Sevilla se vacuna estos días, todavía no hay fecha para comenzar la inmunización de los trabajadores de las universidades.

Fuentes de la Universidad de Sevilla (US) han indicado al respecto que la vacunación de la plantilla docente de esta institución académica debe producirse tras recibir las dosis correspondientes los profesores de Secundaria y Bachillerato, para lo cual aún "no hay fecha". Y no parece que la vaya a haber, según lo indicado por la Consejería de Salud, a medio plazo, pues su personal se vacunará por grupos de edad y no porque constituya un colectivo prioritario

El personal docente e investigador (PDI) de la Universidad de Sevilla está formado por 4.225 personas este curso, a los que se unen 2.731 trabajadores del PAS. Las clases teóricas son virtuales en la US desde el pasado noviembre (excepto una breve interrupción tras las vacaciones navideñas) y así se mantendrán en el segundo cuatrimestre.

En la Universidad Pablo de Olavide (UPO), el PDI lo conforman 1.082 trabajadores, y el PAS, 345. También aquí las clases teóricas están siendo telemáticas. Seguirán con este formato, al menos, hasta Semana Santa.

La modalidad telemática, la razón

El hecho de que la mayoría de las instituciones de enseñanza superior haya optado por esta modalidad, que evita el contacto entre los estudiantes, el profesorado y los trabajadores universitarios, puede ser uno de los motivos que lleve a Salud a no considerar dicho colectivo como prioritario en la campaña de vacunación. Al menos, "de momento", como señalan desde el departamento que dirige Jesús Aguirre. Una situación, que, no obstante, puede cambiar los próximos meses, especialmente de cara al nuevo curso académico que comenzará en septiembre y que se intentará que sea presencial. 

Este cambio de postura puede venir después de que la Conferencia de Universidades Españolas (CRUE) solicitara ayer al Gobierno que incluya al PDI y al PAS de la enseñanza superior entre los grupos prioritarios en la campaña de vacunación. "La estrategia de vacunación en España del Ministerio de Sanidad no tiene en cuenta a este colectivo entre los grupos de población que recibirán de forma progresiva los fármacos en los primeros meses del año", advirtió la CRUE en una nota de prensa.

De cara a la celebración del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Sanidad, la Crue considera "conveniente" que se aborde esta cuestión que tiene como finalidad recuperar cuanto antes la normalidad académica en los campus españoles. "Desde la asociación ya se trasladó en sendas cartas dirigidas a los ministros de Sanidad y Universidades, Carolina Darias y Manuel Castells, respectivamente, la petición de que el personal de las instituciones universitarias pudiera participar de esta campaña junto a los docentes del ámbito no universitario, a los que Sanidad sí ha incluido en este proceso de inmunización de la población española".

Un elevado riesgo en las facultades

"En la primera versión de la estrategia de vacunación, Sanidad justificaba que la priorización de la vacuna al PDI y PAS de las universidades no era relevante puesto que la protección frente a la enfermedad podía obtenerse mediante la formación 'on line' o bimodal. Sin embargo, la Crue recuerda que, en este segundo tipo de docencia, la más extendida en los campus españoles este curso 2020/21 (no así en los andaluces), es imprescindible que los docentes impartan la formación desde el aula, con lo que están expuestos al virus igual que cualquier trabajador en un espacio cerrado. Además, existe un elevado número de PDI que imparte prácticas académicas y talleres en laboratorios universitarios a los cuales la vacuna les permitiría desarrollar su tarea docente sin interrupción y sin riesgo para su salud y la del estudiantado", añade la nota.

"Los rectores han defendido desde la irrupción de la Covid-19 la necesidad de retomar la presencialidad en las aulas porque, mayoritariamente, es seña de identidad en las universidades españolas. Con este objetivo, desde las universidades se han puesto todos los medios materiales y humanos para no renunciar a esa presencialidad, garantizando la asistencia segura a las aulas al estudiantado de los primeros cursos y priorizando las prácticas. La administración de la vacuna al personal universitario es una herramienta fundamental para reforzar la actividad docente, aumentar la seguridad en los campus, normalizar la vida universitaria y proteger el derecho a la Educación", concluye el comunicado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios