Viajes de lujo | Emotions Turismo 'premium': Quince minutos para conseguir un flechazo con Sevilla

  • Sevilla acoge por primera vez Emotions, un evento ‘ganado’ a Barcelona y clave en la estrategia de crecimiento del destino

  • En tres días habrá 15.000 encuentros para enamorar a 39 mercados

Más de 200 expositores repartidos en el Pabellón de la Navegación para los encuentros comerciales de Emotions. Más de 200 expositores repartidos en el Pabellón de la Navegación para los encuentros comerciales de Emotions.

Más de 200 expositores repartidos en el Pabellón de la Navegación para los encuentros comerciales de Emotions.

El Pabellón de la Navegación es un hervidero de negocio y lujo. Filas de pupitres acogen a hoteleros y agentes del sector turístico del segmento premium en un encuentro sin precedentes en Sevilla y que, sin duda, marcará un punto de inflexión en la estrategia que sigue el gobierno de Juan Espadas para abrir el destino y la marca Sevilla a otros mercados.

Suena un timbre y, como si de un juego se tratase, los agentes buscan otra silla y cambian de mesa. Cada uno tiene 15 minutos para enamorar a su interlocutor y vender o comprar el producto en cuestión destinado a un turista de alto poder adquisitivo que busca experiencias únicas, sin importa su precio. Cuenta el alcalde, Juan Espadas, que la semana pasada una agente de viajes de una gran asociación del mercado Asia-Pacífico, ofrecía en Sevilla clientes dispuestos a dejarse mucho dinero. Clientes VIP, como el millar de los que han asistido a los premios EMA MTV, que forman parte de un segmento al que la capital aspira y que sin duda la ayudaría a dar un salto más y de calidad.

El evento, que se prolongará durante tres días y que se celebrará en dos ocasiones más en los próximos años, se denomina Emotions Travel Community. Es una feria de turismo de lujo con origen en Buenos Aires y considerado el encuentro de este tipo más importante de Latinaomérica. Su objetivo es especializarse en las experiencias de viaje basadas en el nuevo lujo y ya se ha celebrado también en Brooklyn.

¿Qué significa este concepto? No sólo es calidad o exclusividad, es un modelo de turismo que busca experiencias únicas, algo que sólo puede conseguir en ese lugar del mundo. Y Sevilla tiene mucho de esto: artesanía, gastronomía y una oferta cultural y monumental, también privada, inigualable.

La idea surge hace justo año y medio, en una reunión de los gestores del turismo en la ciudad con una veintena de marcas comerciales (moda, joyería, complementos), diseñadores, artesanos y hoteles de renombre y capacidad para acoger a este turista premium. El plan consistía en agrupar al sector público y al privado en torno a un club de producto que aglutinase la oferta de alojamiento, restauración y comercio de lujo y semilujo en la ciudad y atendiera las necesidades de un turista cada vez más numeroso y exigente llegado desde mercados emergentes como China, Corea del Sur y Oriente Próximo y Medio. Una estrategia que, a medio-largo plazo, permitiría incentivar la economía local y ayudar a pequeños y medianos negocios, pues la producción artesanal y la moda y el diseño sevillanos se beneficiarían de estos clientes. También la creciente planta hotelera en una ciudad que, a pesar de la creencia generalizada de que atrae a un turismo de bajo coste, cuenta en estos momentos con 17 proyectos de hoteles de cuatro y cinco estrellas en distintas fases de tramitación y que han supuesto una inversión de casi 79 millones de euros.

240 expositores de viajes de lujo de 25 países juegan a seducir al comprador de 39 mercados

Para lograr este cometido no se partía de cero. Sevilla ya se había empezado a mover en este segmento y había comenzado a potenciar, por ejemplo, productos como el turismo halal en países árabes de alto poder adquisitivo y elaborado un plan de conectividad para el aeropuerto, por ejemplo, enfocado a atraer a esta clientela. El siguiente paso era captar un evento internacional que se centrara exclusivamente en el turismo premium y que permitiera a Sevilla estar varios años en boca de los agentes especializados. “Y conseguimos arrebatar Emotions Travel a Barcelona”, explica el delegado de Turismo, Antonio Muñoz. En la ciudad catalana esta feria ha celebrado dos ediciones y ahora ha firmado con Sevilla otras tres citas.

La primera reúne esta semana a unos 240 expositores de viajes de lujo de 25 países de Europa, 73 de España y diez hoteles de Sevilla, que determinan sus servicios sobre una cuidada selección de productos y servicios. Cualquiera no puede estar, hay que pasar una criba. En total, hay agentes de 39 mercados dispuestos a conocer no sólo qué ofrece el vendedor, también la ciudad anfitriona y para ello se han organizado en esta ocasión cuatro eventos privados en enclaves de Sevilla. Son lugares capaces de enamorar a primera vista, como el barrio de Santa Cruz o Los Venerables. Posteriormente se organizan viajes de familiarización para ahondar en las experiencias. “Unimos en esta ocasión a hoteles y empresas de receptivos con agentes de todo el mundo, favoreciendo encuentros tú a tú, pero en la segunda edición daremos voz a los empresarios locales capaces de ofrecer un producto sevillano genuino y exclusivo”, apunta Muñoz señalando no sólo a la restauración o el patrimonio. También sectores como el arte sacro, la moda flamenca, las antigüedades, la cerámica y otras artesanías como el cuero o las galerías de arte.

En el Pabellón de la Navegación se celebrarán estos días cerca de 15.000 encuentros comerciales y el marco elegido tampoco es casual: el río y las vistas a la ciudad juegan un papel inspirador en operaciones comerciales donde la clave es seducir y lograr el flechazo en menos de quince minutos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios