Virgen de los Reyes Largas colas para ver a las vírgenes dormidas

  • Las visitas al Pozo Santo, Santa Rosalía y el Santo Ángel para venerar a las vírgenes del Tránsito son una tradición que sigue en auge 

Fieles acuden a visitar a la Virgen de Pozo Santo Fieles acuden a visitar a la Virgen de Pozo Santo

Fieles acuden a visitar a la Virgen de Pozo Santo / Álvaro García

Comentarios 4

Son las 9:30 de la mañana y la Virgen de los Reyes ya se encuentra de nuevo en la Catedral. Ahora, los sevillanos se dirigen a los conventos del centro de Sevilla para venerar a las vírgenes dormidas en Pozo Santo, Santa Rosalía y Santo Ángel, donde esta tradición es muy reciente.

A pesar del calor, el ambiente espiritual y las emociones se respiran en las largas colas que se producen en las puertas de los conventos, para ver como cada 15 de agosto a las vírgenes del Tránsito, aquellas que no transmiten la muerte, sino el paso de una vida a otra.

El motivo de la gran afluencia para ver a las vírgenes es que sólo se pueden presenciar este día, 15 de agosto. El resto del año se encuentran reservadas en el convento, donde sólo tienen acceso las monjas. 

Largas colas para venerar a la Virgen del Tránsito de Pozosanto Largas colas para venerar a la Virgen del Tránsito de Pozosanto

Largas colas para venerar a la Virgen del Tránsito de Pozosanto / Álvaro García

Pozo santo

"Hay gente que al verla se emociona", reconoce la madre superiora Sacramento.  Pertenece a la tercera orden de San Francisco de Asís y conoce bien lo que conmueve y llena al público ver a la Virgen del Tránsito de Pozo Santo cada año.

Madre Superiora Sacramento Madre Superiora Sacramento

Madre Superiora Sacramento / Álvaro García

La celebración de la Asunción de la Virgen María al cielo comenzó en el convento a finales del siglo XVII, con una novena reservada para las monjas y sin tener imagen. Desde 1700, con la llegada de la imagen, se celebra de forma ininterrumpida los cultos sobre la Virgen del Tránsito, incluso durante la Guerra Civil. 

Una tradición que acude la sociedad sevillana desde que se abrió al público con la restauración de la imagen, de autor desconocido. La madre superiora afirma que "está bien que la gente se involucre". Sacramento explica que "al principio venía poca gente, pero a partir de la salida extraordinaria en 2004 se dio más a conocer".

Al igual que Charo Peñalvert, que se encontraba en la cola, cree que "es un ritual y me parece bien de que no se pierda las tradiciones". 

Santa Rosalía

Largas colas también para la visita al convento de Santa Rosalía. Allí, la gente espera para poder entrar al besamano de la Virgen. En la puerta se encuentra Desiderio González, un canario hermano del convento que lleva siete años en Sevilla.
Sentado, mientras vende las estampitas de la Virgen a los fieles, nos cuenta que ese dinero se destina a "mantener el convento". Además, Desiderio cuenta que, tras el triduo que comenzó el día 13, el 15 de agosto por la tarde la Virgen vuelve a su lugar habitual.
Virgen del Tránsito de Santa Rosalía Virgen del Tránsito de Santa Rosalía

Virgen del Tránsito de Santa Rosalía / Álvaro García

Durante la tarde del 15 de agosto, la imagen es llevada por mujeres voluntarias que se acercan al convento. La Virgen de Tránsito pasará de nuevo a su sitio, donde se quedará los siguientes 362 días hasta el próximo 13 de agosto de 2020, pues la imgen está en un convento de clausura todo el año.
Esta imagen, no obstante, no es la original. La que actualmente se visita durante tres días al año data de 1761, relata Desiderio González. La primera salió ardiendo un 15 de agosto. Tan solo 36 años después de su fundación, una vela provocó un incendio en el convento, acabando también con la imagen.
Durante un año, se trasladaron a San Clemente, un monasterio situado a poco más de cinco minutos del convento. A su regreso, las monjas de la Comunidad Clarisas Capuchinas ya contaban con su nueva imagen. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios