Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Sevilla FC

Ahora la prioridad es el delantero

  • Cerrado el acuerdo para el regreso de Aleix Vidal, los esfuerzos se fijan en traer al atacante de referencia

Aleix Vidal, entre Rafinha y Digne, en la pretemporada con el Barcelona. Aleix Vidal, entre Rafinha y Digne, en la pretemporada con el Barcelona.

Aleix Vidal, entre Rafinha y Digne, en la pretemporada con el Barcelona. / Andreu Dalmau / EFE

Después de mucho tiempo de negociaciones, de tiras y aflojas continuos, Aleix Vidal regresará al Sevilla para firmar por cuatro temporadas con los hispalenses después de pasar dos campañas en el Barcelona, que pagó en el verano de 2016 unos 17 millones de euros, más algunos extras posteriores, por su contratación.

Menos de la mitad costará su vuelta. Ocho millones de euros, unidos a otros dos en función de distintos bonus, fue la última cantidad que puso sobre la mesa del Barcelona el Sevilla, que se negaron a subir un euro más esa oferta. Fue entonces cuando el acuerdo terminó por cerrarse, después de que los azulgrana retrasaran el visto bueno a la operación a propósito, quizás por la tensión generada por la negativa hispalense a negociar por el traspaso de Lenglet.

La llegada de Aleix Vidal añade más competencia para la posición de carrilero derecho, una plaza utilizada por el esquema habitualmente utilizado por Pablo Machín. Compartirá posición con Jesús Navas, que ha demostrado estar bastante cómodo en esa demarcación, y también con Corchia.

Precisamente, el regreso del catalán deja señalado al francés, que podría incluso abandonar la disciplina sevillista en caso de llegar una oferta satisfactoria para las partes. Corchia no ha llegado a cumplir las expectativas con las que llegó del Lille, entre otras cosas por una inoportuna lesión cuando alcanzaba su nivel en la temporada pasada.

Una vez que el club ha logrado cerrar la contratación de Aleix Vidal, uno de los deseos expresos de la dirección deportiva encabezada por Joaquín Caparrós, las fuerzas se centran en firmar a ese delantero de referencia que satisfaga a Machín. Las características principales de lo que se busca son claras: un nueve alto, capaz de retener la pelota de espaldas a la portería y que vaya bien por alto. Y un jugador que cumpla estos detalles no está en la plantilla actual que maneja el técnico soriano.

A fuego lento se trabaja en este asunto, la situación lo merece. Para esta posición, Caparrós está dispuesto a realizar la inversión más fuerte del verano y, también, de la historia del club. Saben en la planta noble del Sánchez-Pizjuán que el gol es caro y no quieren experimentos para una posición clave.

Los focos para este refuerzo se centran, principalmente, en la Premier League inglesa, donde se cierra el mercado a media tarde del próximo jueves 9 de agosto, sólo unas horas antes de que el balón comience a rodar de forma oficial con el inicio de la competición británica. Para entonces, los clubes no podrán firmar, aunque sí vender, por lo que estas últimas horas se entienden críticas para algunos clubes, que deberán cerrar, al menos en cuanto a llegadas se refiere, sus plantillas. Y ahí es donde intentará pescar el Sevilla.

El principal nombre, el deseado por la mayoría, es el de Batshuayi, del Chelsea, quien ya estuvo en la órbita hispalense en el pasado mercado invernal, aunque finalmente terminó recalando en Dortmund en un movimiento a tres bandas en el que también se vio involucrado el Arsenal. Pero las cosas han cambiado.

Quizás la variación más importante se encuentre en el banquillo blue, con la llegada de Maurizio Sarri como entrenador del Chelsea, que después de tres buenas temporadas al frente del Nápoles sustituyó a Antonio Conte. Las preferencias ofensivas del nuevo inquilino del banquillo londinense no están claras y, si adquieren a algún nuevo delantero, Batshuayi regresará a la rampa de salida.

En las últimas horas se especuló con un posible interés de Sarri en Higuaín, que ya coincidieron en las filas del Nápoles, desvelado por el argentino. Sin embargo, accedió a marcharse al Milan tras reconocer que sólo el técnico había puesto interés en su llegada, lo que hizo que finalmente no llegaran a cristalizar las posibilidades de llegar a Stamford Brigde.

Pero que no llegaran a buen puerto con Higuaín no significa que no pueda llegar otro delantero. Sarri ya ha dejado entrever con el intento de contratación del ex futbolista de la Juventus que busca un delantero en esta recta final del mercado inglés. Y si son capaces de traerlo, Batshuayi contará con muchas papeletas para salir. Ahí estará el Sevilla opositando para firmar al deseado delantero belga, siempre la primera opción aunque muy complicada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios