El partido del Sevilla | Análisis El pero es la gestión del atasco

  • Hasta el gol de Chicharito al Sevilla le costó traducir el dominio en llegada.

Informe técnico Informe técnico

Informe técnico / Departamento Infografía.

Decir que el resultado es engañoso está feo porque el Sevilla fue muy superior al Qarabag, pero es correcto apuntar que la noche la desatascó Chicharito Hernández con su calidad en un lanzamiento de falta. Los goles de Munir y Óliver Torres redondearon un triunfo necesario, innegociable para los de Lopetegui, pero en el que también dejaron cosas para mejorar, si bien es cierto que el equipo cambió radicalmente en su fisonomía con respecto al que venía jugando en la Liga.

Porque al Sevilla le costó gestionar el atasco en el que estaba convirtiendo el duelo el Qarabag. No halló líneas de pase con facilidad y le costó romper líneas para que aparecieran los huecos. Una posesión aplastante, sí –qué menos–, pero sin más profundidad que el recurso de Pozo (pobre y muchas veces sin ayudas) y algún pase interior de Óliver Torres, el único capaz de leer el partido en la primera parte.

Después de que Chicharito abriera la lata todo fue más fácil, pero no debe quedar en el tintero que el Qarabag disparó a puerta más veces (una falta de Romero que dio en el larguero y un tiro de Zoubir que paró Vaclik) que los tres equipos de la Liga a los que ha visitado el once de Lopetegui.

Defensa

El técnico varió casi al completo su estructura defensiva en cuanto a nombres, aunque parecía claro que el rival no iba a inquietar más de lo normal. De hecho, replegaba en la salida de balón del Sevilla y sólo buscaba sorprender en transiciones. También, aunque sólo fue un par de internadas al principio, el entramado defensivo apuntó alguna descoordinación en la banda de Pozo, superado en dos ocasiones antes del minuto quince.

En la segunda mitad también hubo una fase corta en la que perdió el balón, aunque la salida de Banega fue clave para que las cosas volvieran a su cauce.

Ataque

Aspectos interesantes en la medida que aparecieron jugadores que no se habían visto más que ratitos, pero, en general, faltó fluidez y recursos para superar dos líneas de 4 y de 5 jugadores planteada por el Qarabag. Pozo guerreó con mérito por su cuenta y Chicharito no encontraba balones cómodos.

Virtudes

Este Sevilla mete mucha intensidad y a los rivales les cuesta.

Talón de Aquiles

Hay que generar más recursos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios