El derbi sevillano

Daniel se felicita ante el recuerdo de LaLiga de un gol suyo al Betis

  • "Qué hay cosa más grande, el poder ser del Sevilla y marcar al Betis", dice el lateral, ahora en el Sao Paulo

Daniel Alves presiona a Oliveira en aquel partido, diciembre de 2004, el derbi de las camisetas. Daniel Alves presiona a Oliveira en aquel partido, diciembre de 2004, el derbi de las camisetas.

Daniel Alves presiona a Oliveira en aquel partido, diciembre de 2004, el derbi de las camisetas. / José Luis Montero

Daniel Alves ha mostrado su alegría por el recuerdo que la cuenta oficial de Twitter de LaLiga en brasileño ha hecho de uno de sus goles al Betis. El ex sevillista, además de ganar seis títulos en Nervión, dejó huella también por sus partidos frente al eterno rival, al que le marcó dos goles, pese a ser lateral derecho.

"Dani Alves deixando o dele e sambando no #ElGranDerbi!", reza el tuit de la cuenta brasilera de LaLiga, algo así como "Dani Alves deja su firma y su samba en el Gran Derbi". A lo que responde el ex formidable lateral sevillista en español: "No hay cosa más grande, el poder ser del Sevilla y marcar al Betis".

El futbolista bromea con aquel golazo que en la jornada decimosexta de la Liga, el famoso derbi de las camisetas disputado en el Ramón Sánchez-Pizjuán el 19 de diciembre de 2004, que ganó el Sevilla al Betis por 2-1, con goles de Daniel, a los tres minutos, Fernando (43') y Javi Navarro (46').

Aquel derbi retrasó su comienzo 55 minutos porque el árbitro, Teixeira Vitienes, de forma incomprensible, prohibió al Betis vestir con su habitual camiseta de franjas verdes y blancas, al entender que se podían confundir con la del Sevilla. El equipo verdiblanco tuvo que ir a su estadio a buscar camisetas completamente verdes, que fue con las que finalmente jugó el partido.

Daniel disputó como sevillista una docena de partidos de la máxima rivalidad, con seis victorias, cuatro empates y dos derrotas. En la Liga jugó diez encuentros: cinco triunfos (dos goles), tres empates y dos derrotas. Y en la Copa del Rey de 2007 empató en la ida en Nervión y ganó en la vuelta en Heliópolis, en el derbi que tuvo que suspenderse por el botellazo a Juande Ramos. 

El Sevilla, dirigido por Joaquín Caparrós, formó en aquel derbi de las camisetas con Esteban; Sergio Ramos, Javi Navarro, Aitor Ocio, David; Daniel (Redondo, 89'), Martí, Renato, Jesuli (Jordi López, 74'); Julio Baptista y Carlitos (Antoñito, 60').  

Por su parte, Lorenzo Serra Ferrer alineó en el Betis a Doblas; Melli, Juanito, Rivas, Tais (Luis Fernández, 81'); Assunçao, Cañas (Benjamín, 62'); Joaquín, Edu, Fernando; y Oliveira. Teixiera Vitienes, para completar su extraña actuación, expulsó en apenas tres minutos a Luis Fernández, recién salido al campo en el minutop 81, al mostrarle dos cartulinas amarillas en el 87 y el 90.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios