Sevilla FC Un examen junto al Rin

  • Lopetegui tendrá que decidir tras terminar de evaluar en Alemania a jugadores con futuro aún incierto.

  • Pozo, Nolito, Sergio Rico, Corchia y Carlos Fernández, afectados.

En la actual nómina de futbolistas con contrato en vigor en el Sevilla hay ciertos nombres ya muy señalados por Lopetegui que prácticamente están descartados como integrantes de la plantilla final. Roque Mesa, Sergi Gómez, y Aleix Vidal ni se vistieron en el último amistoso disputado en Estados Unidos ante el Liverpool. A ellos habría que unir a Amadou, que no viajó porque no pudo conseguir el visado, y Simon Kjaer, con el que el técnico vasco no quiere contar.

Pero hay otro grupo que está en una situación a caballo entre lo que pase de aquí al final de agosto, de las entradas y salidas que se puedan seguir dando, y del rendimiento que ofrezcan en los próximos ensayos. Hay hombres que han hecho méritos para pasar de un grupo a otro, como Nolito, quien, de ser claramente un descarte ha pasado a verse como un jugador, entre comillas, “aprovechable” si no llegara una oferta.

Casi todos ellos están también pendientes del mercado, de que surja la oportunidad y Monchi logre cerrar al sustituto por el que suspira Lopetegui o que, en el caso de Carlos Fernández, salga o no un futbolista en su demarcación, como puede pasar en cualquier momento con Ben Yedder.

En este sentido, la concentración que el Sevilla va a llevar a cabo a partir de este viernes en Alemania puede ser bastante clarificadora. Tras los amistosos ante Everton y Mainz 05 en un triangular en Maguncia y el que está fijado al final de la estadía en Sinsheim, junto al Rin y la Selva Negra, frente al Hoffenheim, el guipuzcoano debe tomar decisiones.

Aparte de Nolito y Carlos Fernández, Pozo es otro de los jugadores con los que Lopetegui tiene que decidir, al igual que Sergio Rico y Corchia, aún pendientes de lo que ocurra en el mercado.

Nolito, además, se ha erigido en uno de los jugadores más en forma del verano sorpresivamente. El sanluqueño es el máximo goleador de la pretemporada y ha visto puerta en los tres amistosos celebrados. El modelo de juego en ese 4-3-3 que usa Lopetegui con dobles interiores y laterales que ocupan el carril favorece su juego, más de toque y menos físico, pero su alta ficha es una losa que Monchi querría quitarse con un jugador al que le queda una temporada de contrato y que tiene 32 años. También es cierto que debe llegar una oferta y, según decía ayer el Faro de Vigo, el Sevilla lo ha tasado en 4 millones y el Celta se ha retirado. Con Carlos Fernández, que empezó ayer a entrenarse tras acabar de competir muy tarde con el Deportivo, la decisión también pertenece al técnico. Su año en Riazor fue bueno, con 10 goles, pero la llegada de De Jong quizá le cierra, por estilo de delantero, el paso. A su favor está el que libraría una ficha al ser canterano y si no tiene sitio, su destino puede ser otra cesión, esta vez en el Granada, que también anda pendiente de Pozo. El de Huévar ha demostrado chispa y dinamismo, pero los mercados que maneja Monchi son una amenaza para él.

Sergio Rico y Corchia están pendientes de que lleguen ofertas y de que el club encuentre un portero y un lateral derecho asequibles y de garantías para competir con los titulares, Vaclik y Jesús Navas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios