Sevilla FC Carriço se va pidiendo unión

  • El capitán recuerda que cuando el Sevilla “tocó plata” siempre fue con el apoyo de la afición.

  • El portugués se despide del club para iniciar su aventura en el fútbol chino.

Carriço, en su despedida del Sevilla junto a Monchi y Castro. Carriço, en su despedida del Sevilla junto a Monchi y Castro.

Carriço, en su despedida del Sevilla junto a Monchi y Castro. / Antonio Pizarro

El hacedor de todo en este Sevilla, el director general deportivo, Ramón Rodríguez Verdejo, Monchi, aprovechó y recondujo el acto de la despedida de Daniel Carriço para arrimar el ascua a su sardina –o a la sardina del Sevilla– y pedir a la afición que esté con el equipo en los próximos partidos tras los últimos episodios que han constatado un evidente divorcio con los métodos de Julen Lopetegui.

Monchi pidió unión y utilizó también la voz de Carriço antes de su marcha definitiva a la Superliga china (Wuhan Zall) para lograr un sevillismo unido y comprometido con los objetivos de su equipo.

En un corto pero emotivo acto, con los tres títulos de Europa League ganados por el Sevilla con el defensa portugués en la plantilla (2014, 2015 y 2016) presidiendo la sala de prensa del estadio, el capitán agradeció todo lo vivido durante casi siete temporadas en Nervión. Monchi animó a Carriço a recordar esa unión necesaria pidiéndole “un penúltimo favor” y el Comandante aseguró que “no hay otra forma” de conseguir éxitos: “Queda mucho por jugar, cuando hemos tocado plata fue porque ha existido una gran unión entre nosotros, el cuerpo técnico y la afición. Ahora mismo podemos conquistar todo, estamos bien en la Liga, en la Europa League... y la clave es la unión. No hay otra forma de conquistar los títulos”.

Seguidamente, Carriço leyó unas palabras que llevaba escritas a modo de despedida, aunque Monchi lo emplazó a volver a final de temporada para “celebrar los objetivos con nosotros”. “Es un día difícil para mí y para mi familia. Después de seis temporadas y media, llega el momento de marcharme a otro club. Dejo la que es mi casa. Agradecer todo lo que me ha sucedido en este gran club. He vivido momentos únicos e irrepetibles. Nunca olvidaré mi debut y estoy seguro que aquí he vivido mis mejores años como futbolista. Dar las gracias a Monchi por haberme dejado jugar en este club, al presidente Castro por darme siempre su apoyo, a la familia Del Nido por enseñarme los valores y lo que significa este club. A todos los entrenadores, desde Unai hasta Lopetegui. A los compañeros, por aguantarme, por esas batallas que hemos librado y la unión del vestuario. Al cuerpo médico por ayudarme a superar los momentos duros. A la afición. Aquí me he sentido siempre reconocido y os pido que sigáis animando al equipo como siempre. Y a mi familia, a mi mujer y a mis hijos sevillanos. No hay nada comparado a sentir que la gente te quiere. Para mí ha sido un orgullo llevar al Sevilla en el corazón. No he nacido sevillista, pero moriré sevillista”, pronunció un emocionado Carriço arropado por sus amigos y compañeros en la sala de prensa del Sánchez-Pizjuán.

El jugador contestó brevemente algunas preguntas y aseguró su satisfacción por marcharse “dejando huella y dejando títulos. Es un día duro para mí, pero me voy con la conciencia tranquila, hasta el último día he entregado lo que tenía”.

El luso, que llegó en 2013 procedente del Reading, explicó que en fútbol es difícil controlar “los momentos” del mercado. “Si pudiera elegir no me iría así. Se han dado unas circunstancias que eran buenas para mí y también para el club. Soy un jugador de compromiso a muerte”, precisó un líder que ha dejado huella por su comportamiento. “He cumplido un sueño. Mis mejores años los he vivido aquí. Vaya donde vaya no voy a ser tan feliz como aquí. Me voy con el objetivo de seguir disfrutando del fútbol. El final se acerca, la carrera del futbolista es corta y nunca sabes cómo se pueden dar las cosas. Aquí he crecido como futbolista y como persona. El Sevilla me ha enseñado mucho, me ha transmitido sus valores”.

Por último, explicó la situación del coronavirus. “Sabemos cómo está el mundo, no es sólo un país. Es un virus que se ha propagado, pero me han garantizado la seguridad y que el equipo va a estar entrenando en España hasta que se solucione todo en China”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios