Valencia - Sevilla FC Las áreas te dan y te quitan

  • El botín se fue entre las botas de Andre Silva y una jugaba mal defendida

La pizarra del Sevilla La pizarra del Sevilla

La pizarra del Sevilla / Departamento Infografía

El Sevilla jugó en Mestalla un partido intenso. Se lo curró, podíamos decir en el lenguaje más de la calle, pero si otras veces las áreas le habían dado a este equipo el oro del reino, en Mestalla fue donde los de Pablo Machín acariciaron el liderato provisional, sí, pero también perdieron parte del botín que iba ya camino de la valija de vuelta a Sevilla.

Esa pólvora otras veces certera se quedó a medias en la ocasión de que dispuso Andre Silva, que de haber entrado hubiese significado un 0-2 insalvable para el Valencia. Y esa falta en el descuento fue un cúmulo de desaplicaciones que en este caso le cuesta al Sevilla una ocasión perdida para dar un golpe en la Liga. Una falta quizá innecesaria de Muriel, una mala marca de Andre Silva y una salida en falso de Vaclik.

Defensa

Como en Mendizorroza, el plan era meter intensidad y dejar pasar el tiempo sin que el Valencia se metiese en el partido. El equipo de Machín puso brío en los duelos y ello, ante un equipo similar en calidad técnica, devino en una primera parte intensa pero sin mucha chicha.

Cuando el partido avanza y se abrió el campo, el sistema defensivo funcionó bien. El trío de zagueros se mantuvo firme y se volvió a demostrar que con Banega el Sevilla se sostiene mejor que con Roque Mesa.Promes hizo bien su trabajo en fase defensiva y el equipo en reglas generales funcionó bien en ese aspecto, si bien un despiste de concentración cuando sólo quedaba un esfuerzo que realizar tuvo el castigo de los dos puntos que vuelan.

Antes, Amadou salió para fijar a Parejo y fortalecer lo conseguido, ya con el 0-1 en el marcador.

Ataque

El Sevilla esperó su momento para acabar siendo mejor que su rival. El equipo nervionense logró llenar Mestalla de pañuelos y eso no es casualidad. Dos postes y un gol frente a apenas un par de ocasiones de los de Marcelino (la más clara al inicio con la doble parada de Vaclik) es un positivo bagaje ante un equipo que aun estando mal es un rival con las fuerzas parejas.

Promes, de nuevo, demostró que se puede contar con él. Fijó el peligro por su costado, acarreó el balón de gol de Sarabia y le puso el 0-2 en bandeja a Andre Silva, quien sigue si estar al nivel de los primeros partidos y son ya muchos encuentros

Virtudes

Con la acumulación de esfuerzos y la plantilla que tiene en sus manos Machín, era meritorio el rendimiento del equipo en Mestalla.

Talón de Aquiles

Después de un montón de jornadas sin recibir apenas goles en la estrategia defensiva pese a no tener un equipo con mucha altura, más bien al revés, el tanto en la prolongación dejó al Sevilla sin el premio completo. Otro déficit de la plantila que, como la mayoría, se han tapado durante mucho tiempo con imaginación y trabajo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios