Sevilla FC Rotaciones con mucha exigencia

  • Lopetegui deberá afinar, no ya para mantener el nivel de competición, sino para elevarlo en un nuevo tramo de esfuerzos seguidos.

  • El Sevilla, obligado a subir puestos en la clasificación.

Julen Lopetegui, durante el entreamiento del Sevilla de este lunes. Julen Lopetegui, durante el entreamiento del Sevilla de este lunes.

Julen Lopetegui, durante el entreamiento del Sevilla de este lunes. / Antonio Pizarro

Vuelve la competición tras el parón por los partidos internacionales y al entrenador del Sevilla, Julen Lopetegui, se le viene encima un montón de decisiones difíciles que tendrá que tomar siempre con la espada de Damocles de una opinión pública que lo examina y lo discute todo, pero con la responsabilidad de hilar muy fino y elegir siempre el mejor camino posible para los intereses deportivos de su equipo.

El Sevilla afronta un nuevo tramo de partidos en el que no tendrá descanso, un maratón de siete encuentros oficiales y exigentes en poco más de veinte días, con una fase final antes del próximo parón de noviembre con encuentros muy duros en la Liga como la visita al Valencia en Mestalla en miércoles, el paso del Atlético de Madrid por el Ramón Sánchez-Pizjuán y el primer derbi ante el Betis en Heliópolis con un desplazamiento a Luxemburgo por medio.

Lopetegui tendrá que refrescar su plantilla y dosificar los esfuerzos con la lupa puesta en sus decisiones por parte de la afición. El tema De Jong y su conexión directa con la situación que se ha generado con Dabbur es una de ellas, pero no la única, ya que en todas las líneas tendrá que gestionar bien las rotaciones el técnico guipuzcoano con puestos en los que no ha habido descanso prácticamente desde el comienzo de la temporada.

Por suerte, las lesiones están respetando a la plantilla y prácticamente los servicios médicos no tienen que prodigarse mucho, lo que celebran en el cuerpo técnico, pero un paso en falso, un simple error de cálculo puede tener consecuencias fatales en la pérdida de algún punto o en la provocación de una o varias lesiones por un sobreesfuerzo evitable.

El Sevilla tiene que recuperar terreno en la Liga en este segmento de partidos y no puede escatimar en los recursos. Para ello la plantilla debe demostrar que la inversión realizada no se hizo en vano como otras veces, la pasada temporada sin ir más lejos.

El propio Monchi avisó ayer de la necesidad de “estar en la pelea por la Champions y no caernos de esa lucha”, ya que es clave para sostener la fuerte apuesta económica conseguir los ingresos de la máxima competición continental.

Y el Sevilla de Lopetegui, pese a su gran inicio, ya va tarde, pues las tres últimas derrotas ante Real Madrid, Eibar y Barcelona, lo han relegado a la sexta plaza, aunque a un solo punto de la cuarta, que ocupa el Granada.

Los nombres están en la mente de todos, pero será Lopetegui el que tenga que hacer todas las combinaciones posibles para que el nivel competitivo se mantenga intacto dando el necesario descanso a las piernas de los fijos. Es una exigencia a la que ha obligado el nuevo calendario diseñado por la FIFA, que conduce a un parón cada mes y a atracones de esfuerzos muy seguidos para compensar esas rupturas de continuidad en las competiciones.

Koundé, Rony Lopes, Chicharito... la cuantía de sus fichajes debe ser un aval, pero tienen que ser ellos los que demuestren que están preparados para entrar en las rotaciones sin bajar la exigencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios