Sevilla FC

El exjugador del Sevilla FC Aranda, entre los detenidos por la trama de apuestas

  • El ex madridista Raúl Bravo, el presidente del Huesca, Agustín Lasaosa, así como el ex vallisoletano Borja Fernández, recién retirado, también están entre los primeros arrestados 

Aranda celebra un gol en el Valencia-Sevilla de la 04-05. Aranda celebra un gol en el Valencia-Sevilla de la 04-05.

Aranda celebra un gol en el Valencia-Sevilla de la 04-05. / José Manuel Fontelo

Carlos Aranda, que militó en el Sevilla en la temporada 2004-05, está entre los detenidos por la trama de amaño de apuestas. La Policía está realizando arrestos desde esta mañana y se prevén más detenciones. De momento, entre los presuntos implicados y primeros arrestados por estar vinculados a la trama están Raúl Bravo, ex jugador del Real Madrid, Agustín Lasaosa, presidente del Huesca, Juan Carlos Galindo Lanuza, jefe médico del Huesca, Borja Fernández, recientemente retirado del Valladolid, o Íñigo López, del Deportivo de la Coruña.

Según fuentes policiales, a los detenidos se les imputan delitos por pertenencia a organización criminal, corrupción entre particulares y blanqueo de capitales, todo relacionado con el amaño de partidos para beneficiarse de las apuestas deportivas.

La estancia del ya retirado Aranda (Málaga, 27-07-1980) en el Sevilla fue corta y poco prolífica, pues apenas jugó aquella temporada 04-05, previa a la gran eclosión europea del club de Nervión, 18 partidos, 16 de Liga y dos de UEFA, haciendo dos goles, uno en cada competición. Posteriormente fue cedido al Albacete y el Murcia hasta su definitiva desvinculación.

Carlos Aranda, todo un trotamundos del fútbol, militó recientemente también en el Granada. Llegó a Los Cármenes en el mercado de invierno de la temporada 2013-2013 para ayudar a Lucas Alcaraz y los suyos a lograr la permanencia en Primera División, objetivo que se consiguió. En dicho curso fue compañero de Íñigo López, otro de los detenidos.

Varias detenciones

La trayectoria de Aranda, que también jugó en el extinto Granada 74 cuando Carlos Marsá compró la plaza a Quique Pina, ha estado además salpicada por varios problemas con la justicia. En 2014 el paleño tuvo que declarar en 2014 en un juzgado de Málaga acusado del delito de blanqueo de capitales en relación con unclan familiar encabezado por su tío Salvador, al que una investigación de la Policía señaló como jefe de una banda de narcotraficantes con sede en la ciudad andaluza y con ramificaciones en Senegal e Iberoamérica.

Además, siendo jugador del Granada 74, en 2007 pasó un día y medio en dependencias policiales al ser detenido por un presunto delito de evasión de capitales, quedando en libertad sin fianza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios