Sevilla FC Kanoute y Jesús Navas, referentes de Ben Yedder: "Yo también quiero hacer historia"

  • El delantero francotunecino promete seguir acrecentando sus cifras tras haber alcanzado los 50 goles con el Sevilla: "Este año voy a marcar más que en los dos anteriores"

Ben Yedder, justo en el momento de fallar el penalti que hubiera forzado la prórroga en la Supercopa. Ben Yedder, justo en el momento de fallar el penalti que hubiera forzado la prórroga en la Supercopa.

Ben Yedder, justo en el momento de fallar el penalti que hubiera forzado la prórroga en la Supercopa. / Antonio Pizarro

Ben Yedder está haciendo y quiere seguir haciendo historia en el Sevilla. Ante el Espanyol alcanzó los 50 goles desde que arribó a Nervión, en 101 partidos. Esta temporada lleva 10 goles y mantiene un elevadísimo promedio goleador, el mejor de todos los grandes delanteros del Sevilla en el portentoso siglo XXI (Kanoute, Luis Fabiano, Negredo, Bacca, Gameiro, Julio Baptista...). Tras marcar 18 goles en la primera temporada y 22 en la segunda, promete más: "Voy a marcar más que en los años anteriores. Siempre quiero superarme y hacer muchos goles", ha asegurado en una entrevista a Marca.

El delantero francés de origen tunecino quiere grabar su nombre a fuego en las páginas de oro del Sevilla. Ben Yedder tiene dos referentes claros, Kanoute y Jesús Navas. "Hay muchos jugadores del Sevilla que me gustan. Kanoute marcó historia. Son referentes en el club, igual que Jesús Navas, que ha jugado muchos partidos. Cuando lo veo sé que también quiero hacer historia en el Sevilla", asegura rotundo.

De los partidos hasta ahora, elige el del doblete en Old Trafford y la histórica clasificación a cuartos de final de la Champions. "Me quedo con el partido ante el Manchester United . Fue un momento muy importante para el equipo, para la afición del Sevilla. Son los goles que más recuerdo".

Ben Yedder se encuentra feliz en Nervión, donde vive su mejor momento. "Cuando firmé por el Sevilla, desde el primer día recuerdo ese cariño de la afición aunque no me conocían. Pregunté qué era miarma y he podido comprobar cómo quiere la gente a su equipo y cómo disfruta del fútbol, por eso quiero dar lo máximo para devolver ese cariño. Cuando estoy en el campo y escucho a la afición cantar mi nombre, me da fuerzas para entregarme más".

Al principio no empezó jugando, aquel penalti fallado en la Supercopa de España lo marcó negativamente, pero luego Pablo Machín se vio obligado a hacerle hueco con Andre Silva. "Nos entendemos muy bien jugando los dos delanteros. Hemos hecho una buena pretemporada y ahora se ve el trabajo que venimos realizando", explica, y añade. "No soy egoísta, sólo pienso en ayudar al equipo y me adapto con cualquier jugador".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios