Sevilla FC Castro y Monchi se vuelcan en elogios a Jesús Navas

  • El presidente asegura que "no se puede ser mejor futbolista ni mejor persona" y el director deportivo también destaca su carácter ejemplar: "Eres un espejo para muchos jóvenes con independencia de sus colores"

  • Emotivo homenaje a Jesús Navas: de Bertoni a Kanoute

Lopetegui, Blanco, Juanma Ávila, el autor del libro, Castro, Monchi, Jesús Navas y Caparrós. Lopetegui, Blanco, Juanma Ávila, el autor del libro, Castro, Monchi, Jesús Navas y Caparrós.

Lopetegui, Blanco, Juanma Ávila, el autor del libro, Castro, Monchi, Jesús Navas y Caparrós. / Antonio Pizarro

El reconocimiento masivo que ha tenido Jesús Navas con motivo de la presentación del libro que recoge su trayectoria hasta ahora, obra del periodista Juan Manuel Ávila, ha tenido como notas destacas los breves pero intensos discursos de José Castro y Monchi. Ante una nutridísima presencia de figuras del Sevilla, el presidente y el director general deportivo del club han glosado su figura destacando su personalidad sin igual, su sencillez y su ejemplaridad. La presentación de Jesús Navas, un duende de leyenda (ed. Samarcanda) ha tenido lugar en una atestada Sala Chicarreros, de la Fundación Cajasol.

"Podría decir que ya está todo dicho o es muy difícil decir algo sobre Jesús Navas", comenzó José Castro. "Jesús no es ese caso. De Jesús se puede seguir hablando todo lo que queramos. Porque después de estar en nuestro club, de irse, de ayudar a las arcas del club, de estar cuatro años en Manchester, de volver aquí y ayudar de alguna forma en la negociación para volver a estar en el Sevilla, su equipo, tenemos la suerte de contar con él de nuevo. Porque de Jesús no se ha hablado, ni se habla, ni se hablará. De Jesús Navas seguirá hablándose porque seguro que son muchos los años que le quedan de fútbol".

El presidente del Sevilla quiso destacar del palaciego que es "una persona extraordinaria, una persona ejemplar". "Cada vez me alegro más de ese día que Dios me iluminó y se me ocurrió decir que si vamos a hacer una grada nueva y un nuevo estadio en la ciudad deportiva el tiene que ser Jesús Navas. Y si Jesús Navas tiene el nombre del estadio es porque es un ejemplo para todos los sevillistas. Merece un libro, y varios libros más", añadió. 

Concluyó el dirigente utrerano elogiando la personalidad callada del palaciego fuera del campo, que no dentro: "Jesús habla poco, pero habla en el campo por su forma de ser. Lo hizo desde que llegó a la ciudad deportiva y fue haciéndolo desde que Caparrós le daba patadas en los entrenamientos para que se enfadara. Habla desde que es futbolista del Sevilla y sigue hablando, pero habla donde se tiene que hablar, en el campo, porque no se puede ser mejor futbolista y no se puede ser mejor persona".

Antes había hablado Monchi, que quiso dar las gracias a todas "las personas fundamentales para que estés ahí ahora mismo". "En primer lugar, a tus padres -comenzó Monchi-, por haberte dotado de una serie de valores fundamentales para que te hayas desarrollado así como futbolista y como persona. En segundo lugar, a Pablo Blanco, que fue capaz de captar lo que era un proyecto de futbolista y que hoy es una leyenda. También a Joaquín Caparrós, por ser el entrenador que te dio la oportunidad de vestirte con la camiseta del Sevilla", continuó, antes de señalar a sus agentes, "los antiguos y los actuales por su labor en silencio", dijo en referencia a Jesús Rodríguez de Moya, que estaba presente, y a los representantes de Bahía, su actual agencia.

Y no podía faltar la mención a los dos presidentes con los que creció Jesús Navas como futbolista del primer equiop. "A José María (del Nido, también invitado al acto) por dar la consistencia y la seguridad para que pudiera madurar tu carrera. Y a José Castro por hacer que haya vuelto con capacidad, negociación y sabiduría para poder disfrutarlo de nuevo".

El director deportivo se dirigió directamente al protagonista: "No cambies, Jesús", le dijo, pidiéndole que siguiera con "esa espontaneidad, esa sencillez, esa sonrisa, eso que te ha hecho ser duende y leyenda". "Eso que te hace ser un espejo para que muchos jóvenes con independencia de los colores de sus camisetas se fijen en ti, y sobre todo por ser lo que eres, hijo predilecto del sevillismo", remató Monchi.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios