Sevilla FC Cruz pide control económico del fútbol ante su hiperinflación

  • El director general advierte que la nueva recesión afectará a la base, a los aficionados, y que los esfuerzos van para "que unos pocos ganen cada vez más"

  • "Hay que detener una espiral de gasto exagerado que distorsiona el mercado", afirma

Cruz, junto a los representantes de Benfica y Juventus, en el Soccerex Europe, en Lisboa. Cruz, junto a los representantes de Benfica y Juventus, en el Soccerex Europe, en Lisboa.

Cruz, junto a los representantes de Benfica y Juventus, en el Soccerex Europe, en Lisboa. / Antonio Pedro Santos / EFE

Comentarios 0

José María Cruz ha dado una vuelta de tuerca a la necesidad de controlar las finanzas en el fútbol. El director general del Sevilla ha participado en una conferencia dentro del simposio Soccerex Europa junto a a Domingos Soares de Oliveira, director general del Benfica Group, Stefano Bertola, jefe de Recursos Humanos de la Juventus FC, y Michele Centenaro, secretario general de la Asociación Europea de Clubes. La ponencia se ha titulado El modelo de negocio del club moderno. Y ahí ha solicitado el control y la sostenibilidad económica del fútbol.

Según su visión, sin ese control, no habrá sostenibilidad del fútbol europeo: "Todos los clubes están poniendo el foco en intentar buscar continuamente más ingresos, en una carrera imparable donde se abonan grandes salarios a futbolistas, entrenadores, agentes... cuando la reflexión debería centrarse en tomar consciencia de que el control económico es la clave del éxito.

Abundando en esa idea, el director general del Sevilla cree que "equilibrar la distribución de los derechos de televisión es un dato importante, pero sin duda, el futuro es racionalizar la industria y detener una espiral de gasto exagerado que distorsiona el mercado".

Fuera ya de la conferencia, amplió datos para la agencia EFE. "Cada vez que intervengo en los distintos foros a nivel Laliga, UEFA o con ECA, oigo hablar de la necesidad de buscar nuevas fuentes de ingresos para seguir creciendo. Siempre traslado que lo importante no es crecer, sino ser sostenibles en el tiempo y buscar el equilibrio teniendo en cuenta todos los intereses en juego. Si creamos mucha presión sobre el aficionado para que el precio de las entradas se encarezca, sobre el consumidor de televisión para que tenga que pagar una cantidad importante por subcribirse a un canal de pago, o por productos de merchandising… Si generamos unos costes importantes en los que el aficionado tenga que invertir y esa cantidad la estamos invirtiendo en que unos pocos ganen cada vez más y esos ingresos no retornan a la industria del fútbol, creo que nos estamos equivocando".

Y continuó sobre esa línea de argumentación: "Considero que en los últimos años se ha producido una hiperinflación en los precios de traspaso de jugadores que incluso ha hecho difícil que grandes equipos como Real Madrid, Bayern Múnich, Barcelona o Juventus sean capaces de renovar sus plantillas porque tienen que invertir cantidades astronómicas de dinero que luego es difícil amortizar y porque los salarios de los jugadores y honorarios de los agentes crecen a un nivel muy por encima de lo que crecen la industria".

Además, ha realizado una seria advertencia: "Estamos empezando a vivir en España, Alemania y otros grandes países momentos de recesión, y siempre creemos que el fútbol es una burbuja y no es así. El fútbol se nutre de las capacidades económicas de los patrocinadores, aficionados, de quienes mueven la industria y si no ponemos algo de coto en los gastos, creo que acabaremos teniendo problemas de nuevo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios