Sevilla FC Rotaciones en el centro del campo: doble prueba para la versátil medular

Fernando da pataditas al balón entre Jesús Navas y Banega, en la sesión de ayer. Fernando da pataditas al balón entre Jesús Navas y Banega, en la sesión de ayer.

Fernando da pataditas al balón entre Jesús Navas y Banega, en la sesión de ayer. / Antonio Pizarro

El Sevilla afronta una semana clave con bastante peso específico antes del segundo parón liguero, el correspondiente a octubre. Este jueves recibe al APOEL en la segunda jornada de la Liga Europa. Y el domingo visita el Camp Nou, el estadio que peor se le está dando al Sevilla en su época más gloriosa, salvando aquel triunfo en la Copa del Rey de 2010 que encauzó el título logrado, justo en el estadio barcelonés, ante el Atlético. Y afronta este doble duelo antes del obligado segundo receso con la confianza recuperada tras la exhibición de fútbol y personalidad frente a una Real Sociedad que se adelantó en un contexto peliagudo.

Lo hace, además, después de la reivindicación de varios de sus centrocampistas, una línea que está mostrando solidez, versatilidad, variantes, riqueza táctica... Justo lo que Monchi buscaba. Con esas piezas, tras la revolución estival, Lopetegui está dándole a la medular la prestancia deseada.

El entrenador sevillista tiene que aprovechar, está obligado a ello, el doble compromiso para repartir esfuerzos y afinar en el reparto de roles en una medular en la que apenas Fernando está teniendo un rol de futbolista imprescindible. El veterano e inteligente jugador brasileño se ha configurado en un pilar maestro de toda la estructura del edificio sevillista. En su debut en la Liga, además, ya se ha encaramado a lo alto del ranking de una de sus especialidades, las recuperaciones del balón. Tras su partido ante la Real Sociedad, figura como primero en esta acción, con 20 pelotas recuperadas, tras superar a Casemiro, anterior líder de este baremo que se queda con 18, según la web oficial de LaLiga.

Fernando ha jugado los siete partidos del torneo liguero, todos los minutos, habiendo visto tres tarjetas amarillas, por lo que parece que, por su posición, la baja por acumulación de amonestaciones está próxima. Su relevo natural es Gudelj, que ocupó su posición como titular en el primer partido de la Liga Europa, en Bakú ante el Qarabag. El medio balcánico acaba de recibir la citación, dos años después, con la selección de Serbia y ante el APOEL debe reivindicarse como un relevo válido y de garantías de Fernando, porque éste no lo va a poder jugar todo en una temporada que el Sevilla desea extensa y prolífica.

Ante la Real Sociedad, Banega también se reivindicó ya sin Joan Jordán a su lado, sino con un Óliver Torres que está demostrando que es un comodín perfecto: lo mismo puede actuar en la banda izquierda lanzando a Reguilón que darle relevo acompañar en una línea de control y calidad a Banega. El futbolista extremeño, a sus 24 años, ha llegado al Sevilla también para reivindicarse, no para ser uno más, tras su paso por el Oporto. Puede ser otra de las novedades ante el APOEL.

Joan Jordán había sido titular en todos los partidos, hasta que Lopetegui lo dejó en el banquillo ante la Real Sociedad. El catalán había dado muestras de cierta fatiga y el guipuzcoano venía sacándolo del campo tras su continuado esfuerzo en esa labor de presión, robo y distribución en posiciones adelantadas. Y al guipuzcoano le salió perfecta la jugada, pues cuando lo sacó como suplente ante la Real le dio frescura y empuje al Sevilla.

Queda para completar el cuadro de la versátil línea Franco Vázquez. El argentino también ha entrado en la rotación aportando temple, llegada y goles y ha actuado también en varias posiciones ya, por dentro y por fuera. De todos ellos, Lopetegui buscará el mejor crisol para intentar asaltar el Camp Nou tras la cita con el APOEL, un partido con cariz de trámite que servirá para la reivindicación de los que menos juegan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios