Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Sevilla FC | El derbi La fiesta sevillista: Himno del Centenario en el césped y júbilo en el vestuario

  • El equipo celebró a lo grande el triunfo, que dedicó a Puerta y Reyes, tanto en el interior del estadio Benito Villamarín como en el campo junto a la afición

La plantilla del Sevilla al completo en el vestuario, con las imágenes de Puerta y Reyes. La plantilla del Sevilla al completo en el vestuario, con las imágenes de Puerta y Reyes.

La plantilla del Sevilla al completo en el vestuario, con las imágenes de Puerta y Reyes. / SFC

El derbi terminó cerca de las once de la noche pero mucho después los futbolistas, también los técnicos, del Sevilla siguieron celebrando el triunfo sobre el Betis en el Benito Villamarín. Los futbolistas se hicieron una foto de familia en el vestuario, con sendos cuadros de Antonio Puerta y José Antonio Reyes, a los que dedicaron la victoria.

Los jugadores del Sevilla abandonan el campo del Betis. / Antonio Pizarro

Cantaron y bailaron en la intimidad del vestuario y también al saltar otra vez al césped para celebrarlo de nuevo con la afición sevillista desplazada al Benito Villamarín, que aún aguardaba en la zona visitante para ser desalojada del estadio, ya completamente vacío, como se puede apreciar en los mensajes con vídeos que publicó la cuenta oficial del Sevilla en Twitter.

Julen Lopetegui se unió a la fiesta y se acercó a la hinchada sevillista. "Julen, Julen, Julen Lopetegui", al compás de palmas por sevillanas, se escuchó desde el graderío alto de Gol Norte, adonde se dirigió el técnico con soflamas y rabiosos gestos victoriosos. Monchi también fue muy aplaudido y ovacionado con el clásico "León, León, León San Fernando". Y los futbolistas disfrutaron de como niños chicos.

Los jugadores celebraron con cánticos el triunfo en el interior del vestuario. Y también lo hicieron cantando al unísono con la afición, aquellos que se lo saben, claro, que son bastantes, el Himno del Centenario. La versión sevillista de La Marsellesa sonó fortísima desde ese tercer graderío del Benito Villamarín donde aún aguardaban los 600 aficionados que acompañaron al equipo y a los que aplaudió públicamente Monchi.

"En los 20 últimos minutos sólo se escuchaba a los nuestros. Me ha recordado un poco a Basilea", dijo el isleño en referencia a la final ganada al Liverpool con inferioridad notable de aficionados sevillistas en las gradas.

Banega llevó la voz cantante de algunos cánticos de alegría en el vestuario de visitante del estadio bético. "Échale huevos, Sevilla, échale huevos" o "Forza Sevilla campeón" fueron algunos de los jubilosos gritos de guerra que atronaron en el interio del recinto de Heliópolis, mientras uno de los utilleros, Pichón, enarbolaba como pabellones sagrados las fotos de Puerta y Reyes.

En definitiva, que las imágenes de Lopetegui y los futbolistas celebrando con rabia y alegría desbordada el triunfo sobre el Betis al final del partido se prorrogaron bastantes minutos posteriormente, en la soledad de un estadio ya vacío... excepto por la presencia de los héroes principales, los futbolistas, y los secundarios, los aficionados que seguían allí arriba, en la tercera grada de Gol Norte con Fondo. El triunfo fue tan trabajado como celebrado. Como para negar que un derbi es algo más que tres puntos...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios