Sevilla FC | El entrenador Relevo de Caparrós: el noveno pasajero de Monchi

  • El director general sigue meditando quién será el relevo de Caparrós

  • La mitad de los técnicos que hubo con el gaditano lograron los objetivos y metieron al Sevilla en la Champions

Monchi dialoga con Caparrós durante el viaje a Tanzania. Monchi dialoga con Caparrós durante el viaje a Tanzania.

Monchi dialoga con Caparrós durante el viaje a Tanzania. / Víctor Rodríguez

Mientras en la prensa continúan vinculándose nombres al Sevilla, Monchi sigue deshojando la margarita en la tranquilidad del corazón de África. Hoy ya estará el director general deportivo trabajando en las flamantes oficinas de la ciudad deportiva y durante el fin de semana pueden acelerarse los pasos, una vez que Joaquín Caparrós escenificó ayer, con el amistoso de Tanzania, su epílogo como inquilino del banquillo nervionense. Casi inmediatamente, Monchi acometerá la contratación de su noveno técnico.

Joaquín Caparrós y Monchi desembarcaron en el Sevilla, en mayo de 2000, al mismo tiempo pero por separado, ya que el utrerano fue una recomendación de José Castro a Roberto Alés y fue éste el que promocionó de delegado del equipo a secretario técnico al isleño. El primer entrenador que eligió Monchi, el primero que presentó a José María Del Nido como director deportivo del Sevilla, fue Juande Ramos.

Luego llegaron Manolo Jiménez, tras la huida a Londres del manchego en octubre de 2007; Antonio Álvarez, en la primavera de 2010; Gregorio Manzano, en el otoño de ese año; Marcelino, que no terminó la temporada 11-12; Míchel, sustituido al final de la primera vuelta de la 12-13; Unai Emery, hasta que en junio de 2016 fue seducido por el PSG; y Jorge Sampaoli, que terminó la 16-17 entre rumores que se terminarían confirmando, su marcha a la selección albiceleste. Dos meses antes del adiós del argentino, Monchi comunicó a Castro que se iba.

Incluyendo a Jiménez y Álvarez, hombres del club que saborearon la miel del éxito y también la hiel del fracaso, han sido ocho los entrenadores que ha tenido el Sevilla desde que Monchi ha tenido capacidad de decisión. Y la mitad de ellos ha cumplido los objetivos y ha metido al Sevilla en la Liga de Campeones, la gran meta se resiste al Sevilla precisamente desde que se fue Monchi a la Roma, hace dos años. Dos años en los que ha habido cuatro inquilinos del banquillo y dos directores deportivos.

"En estos últimos años han habido muchos cambios. Los proyectos necesitan estabilidad y seguro que ahora con Monchi se seguirán haciendo las cosas como se estaban haciendo antes", dijo ayer Roque Mesa. La Champions fue el objetivo que fijó Caparrós y por no lograrlo da ahora un paso al lado. La meta en el nuevo proyecto de Monchi será meter de nuevo al equipo en la Champions, algo que ya consiguieron Juande Ramos (3º en 2007), su primera gran apuesta; Jiménez (3º en la 2009), su relevo de emergencia; Emery, por la vía de la Liga Europa en 2015 y 2016 (en 2014 aún no daba derecho a Champions); y Jorge Sampaoli, en 2017, si bien fue cuarto y obligó a una previa incierta e inquietante con el Basaksehir turco.

Por el camino, nueve títulos con los cinco de Juande, uno de Jiménez y Álvarez (la Copa de 2010) y los tres de Emery. El propio Álvarez dilapidó su futuro como entrenador del Sevilla al caer en la previa de la Champions ante el Sporting de Braga en agosto de 2010.

Viendo los perfiles de los entrenadores con Monchi se puede observar también la evolución de su filosofía de fútbol. Su gran giro fue en su última temporada, cuando apostó más por los futbolistas de talento y el juego de posesión de Sampaoli que por los futbolistas que aunaban físico y talento y la filosofía competitiva, característica por ejemplo de Juande y Emery.

En recientes declaraciones, Monchi reconoció que quiere "un equipo que tenga físico y calidad y jugadores que soporten un nivel de exigencia". Otra pista, que su elegido será "un entrenador que tenga mucho el balón y que cuando lo pierda, tarde poco en recuperarlo". Pero todo esto es teoría. Luego llega la hora de negociar los contratos y los perfiles de plantillas y jugadores... la praxis del fútbol, antes de sentarse en el coche de Monchi para ir a Nervión a firmar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios