Sevilla FC

Con todas las alternativas para la medular

  • Lopetegui, salvo Koundé, pondrá a su equipo de gala ante el Eibar, con las dudas centradas en qué hombres elegirá para formar el mejor centro del campo posible

  • El Eibar hace de la presión adelantada una de sus armas y puede ser clave ahí Banega

Óliver Torres y Joan Jordán podrían repetir juntos, si Lopetegui no opta por Banega de inicio. Óliver Torres y Joan Jordán podrían repetir juntos, si Lopetegui no opta por Banega de inicio.

Óliver Torres y Joan Jordán podrían repetir juntos, si Lopetegui no opta por Banega de inicio. / LaLiga

Este lunes comienza el sprint final del Sevilla en pos de asegurarse su participación en la próxima Liga de Campeones. El equipo de Julen Lopetegui está obligado a mantener el pulso competitivo ante la presión que desde atrás ejerce el Villarreal, que hoy recibe al Barcelona. Este será el partido que cierre el domingo, con la circunstancia de que antes, a mediodía, se juega un Athletic-Real Madrid que puede definir el título de Liga... algo que no interesaría al Sevilla, porque podría facilitar el doble duelo de los amarillos con azulgrana y merengues. Pero los nervionenses dependen de sí mismos y en eso se deben centrar.

Mañana a las 22:00 arriba a Nervión el Eibar, o sea, que tienen una gran oportunidad para andar el camino que no anduvieron ante el Valladolid en la anterior cita casera.

Tiene la ventaja Lopetegui de que tendrá a todos sus hombres frescos tras seis días desde el partido en Butarque cuando empiece el encuentro ante los armeros. Y el pequeño inconveniente de que Koundé debe cumplir un partido de sanción. En ese contexto, el técnico guipuzcoano podrá alinear al mejor equipo posible, hecha la salvedad del central, y las dudas se centran en cuál será su selección en la medular.

El Eibar llega necesitado tras haberse metido en un pequeño lío después de ser derrotado en Ipurúa por el Osasuna. El equipo de José Luis Mendilíbar, no obstante, y pese a las bajas de Escalante y Orellana por no haber prorrogado su contrato más allá del 30 de junio, se caracteriza por realizar una presión alta, de líneas adelantadas, que puede poner en un brete al centro del campo del Sevilla. Ese perfil del rival puede definir la medular sevillista, en la que Lopetegui tiene varias alternativas.

En Butarque, por ejemplo, alineó de salida a Gudelj, Joan Jordán y Óliver Torres, entrando Banega y Fernando en la segunda mitad para terminar de madurar el partido. Lo lógico es que, con Fernando fresco, y ante la necesidad de tener a un central de relevo por si les ocurre algo a Sergi Gómez o Diego Carlos, Gudelj vuelva al banquillo y actúe como medio defensivo el brasileño. Así pues, la incógnita se centra en cuál será la pareja de centrocampistas que acompañen por delante a Fernando.

Tras el buen papel de ambos en Butarque, y teniendo en cuenta ese margen amplio de descanso que han tenido, es difícil imaginar que Lopetegui saque del equipo a Joan Jordán y a Óliver Torres, sobre todo al extremeño, tras ser determinante con su doblete ante el Leganés.

Pero también hay que tener en cuenta el papel de distribución que puede ofrecer Banega, con el impulso anímico de haberse anunciado el acuerdo para su ampliación de contrato hasta agosto esta semana, ante un contrincante que hace de la presión adelantada una de sus principales armas. Ahí, Banega puede ser clave como hilo conductor del juego sevillista, por su capacidad para sortear piernas, esconder la pelota y elegir la mejor opción en situaciones de hostigamiento por parte del rival.

Ante el Valladolid tuvo su última titularidad, pero el centro del campo, completado por Fernando y Franco Vázquez, no encontró la fórmula para desarbolar al bien ordenado Valladolid, que además jugó casi todo el partido con el marcador a favor. Fue otro tipo de encuentro, otro tipo de rival y posiblemente Banega se adapte mejor al partido ante el Eibar con otro compañero: ¿Joan Jordán u Óliver Torres?

Con el catalán, el Sevilla gana en el trabajo de presión, por su capacidad para abarcar y barrer mucho campo en esa misión. También en distribución de la pelota. Con el extremeño, el Sevilla gana en cambio en profundidad y llegada, en visión para saltarse líneas y hasta en gol. No es descartable que actúen juntos, si es que no juega Banega...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios