Sevilla FC | Entrevista a Suso "Salí de casa con 15 años por el fútbol, fue la decisión acertada"

  • Suso repasa su precoz trayectoria futbolística, su paso por dos gigantes como el Liverpool y el Milan, su aprendizaje de técnicos como Gasperini y su aterrizaje en Sevilla 

  • "Lopetegui seguro que me hace mejorar", asegura el atacante gaditano

Suso posa para Diario de Sevilla en la ciudad deportiva. Suso posa para Diario de Sevilla en la ciudad deportiva.

Suso posa para Diario de Sevilla en la ciudad deportiva. / Antonio Pizarro

José Joaquín Fernández Sáenz de la Torre (Cádiz, 19-11-1993) ha jugado ya en cinco equipos en la élite a sus 26 años, dos de ellos, Liverpool y Milan, grandes campeones de Europa. Ahora está en el pentacampeón de la Europa League, cerca de su gente, de su Cádiz natal y vivencial, tan próxima a Sevilla... y a Monchi. Y se le abre un nuevo horizonte.

–Acaba de debutar como titular con el Sevilla. Su ilusión es quedarse más allá del año y medio de cesión...

–La intención mía no es estar sólo año y medio cedido. Yo he venido aquí para quedarme, quiero estar aquí, tengo muchas ganas, se intentó varias veces, no pudo ser hasta esta vez, que por fin lo hemos hecho y estoy contentísimo.

–¿En qué medida va a depender de Suso que siga en el Sevilla?

–Eso va a depender de muchas cosas, del club, de las cosas que han pactado entre los equipos, que yo desconozco... Pero eso es el menor de los problemas.

–También de que mantenga su rendimiento como en el Milan, promediando 7 goles, aun con tantos cambios de entrenador...

–Hablar del Milan desde España... hay que estar allí metido, ha habido cambios de propiedad, muchos entrenadores... Han sido cinco años difíciles de entender desde fuera. Yo he venido aquí a mejorar, quiero ayudar, ser más competitivo, con un entrenador que seguro que me hace mejorar. Yo lo que quiero es continuar.

–Se ha adaptado en Milán a complicados contextos...

–Hombre, con la de propietarios nuevos y entrenadores que han venido, yo he seguido siendo allí un jugador importante. Han comprado a muchos jugadores nuevos y siempre he estado ahí. He sido muy feliz también allí.

–Fue ilustrativa la imagen de su madre y su hermana recogiéndolo cariñosamente en el aeropuerto. El fútbol también quita.

–Sí, yo es que llevo desde los 15 años fuera de mi casa. Jugué sólo un año en Almería, y tengo 26 años. Son muchos años y en un momento en el que yo estaba creciendo, me estaba haciendo hombre. Y ellos se lo han perdido, mi madre, mi hermana, todos... mi padre. Todos están contentísimos por que yo esté tan cerquita ahora.

–También le ha permitido conocer mucho mundo el fútbol...

–Está claro. Ella (su madre) me dice que ahora no sabe si me dejaría irme a los 15 años. Yo le digo que sí, que hay que arriesgar. Yo tenía claro que quería jugar al fútbol. Fue la decisión más acertada.

Suso, ante el escudo del Sevilla. Suso, ante el escudo del Sevilla.

Suso, ante el escudo del Sevilla. / Antonio Pizarro

–Su aventura inglesa fue extraña. Se fue muy joven y jugó poco.

–Me fui con 15, pero el primer contrato profesional con el Liverpool fue con 17 años, me acuerdo perfectamente (2010). Estaba Rafa Benítez, había muchos españoles... Debuté con 18 años y me cogió bastante joven todo. Con Brendan (Rodgers) lo jugué prácticamente todo. Después cambió la propiedad, ya que lo compraron unos americanos, firmaron a mucha gente y en ese año decidí irme al Almería cedido (2013-14). Y luego ya me quedaba sólo un año de contrato y me salió la opción del Milan. Yo tenía ganas de conocer también otra cultura como la italiana y fue una buena oportunidad también.

–Se asentó en el Milan y de pronto sale del equipo poco después de que Stefano Pioli relevase a Marco Giampaolo... y el Sevilla.

–Yo había hablado un par de veces con Monchi. Este invierno dio la coincidencia de que el entrenador cambió, no jugué y ganó los dos últimos partidos. Entonces yo vi que era, entre comillas, el momento mejor para salir. Con Monchi lo hemos intentado varias veces y ha dado esta coincidencia ahora, pusimos todos de nuestra parte.

–Tras la llegada de Pioli siguió jugando, hasta que de pronto desapareció del once... ¿Le pasó o habló algo con él?

–Sí, sí, hasta enero. No, no tuve ningún problema. Sí habló conmigo. Cada entrenador es una persona diferente. Y yo a él y a mis ex compañeros les deseo lo mejor. El otro día estuve viendo el partido un poquito, al final perdieron (Inter-Milan). Empezaron ganando 0-2 y después les remontaron 4-2.

–Ha conocido muchos derbis. Su primer partido importante con el Liverpool fue un homenaje a Carragher, ante el Everton.

–Sí, sí, aquello fue un homenaje. Con el Liverpool debuté fuera, con el Norwich. El siguiente partido fue en Anfield, con el Manchester United. Entré en el descanso... Fue increíble, increíble de verdad. Íbamos ganando 1-0 y nos remontaron 1-2.

–También conoce el derbi de Génova, en su cesión al Genoa...

–Sí, también lo conozco, un derbi muy bonito. Metí dos goles, jugando de local en el Luigi Ferraris.

–¿Cómo le ha ido en los derbis?

–Muy bien, muy bien, en casi todos he metido gol o asistencia.

–¿Qué diferencia o qué característica señalaría de cada derbi?

–Yo creo que son todos muy parecidos. En Inglaterra la gente vive mucho el fútbol, van al estadio a ver el fútbol. No hablan, no comen, no fuman... Pero en general en los partidos tan importantes como los derbis todos son parecidos. Cambia el escenario, porque no es lo mismo jugar ante 30.000 en Génova que en San Siro lleno, que son 85.000. Eso cambia un poquito. Pero todo es parecido.

–Si se le dan tan bien, estará deseando jugar el derbi sevillano...

–La verdad es que nunca he visto uno en directo. Los he visto por la tele. Yo soy gaditano, sé lo que para los andaluces suponen estos partidos. Un Sevilla-Betis, imagínese... Es precioso para la gente, para el club... Yo siempre digo que esos partidos hay que ganarlos.

–De todos los entrenadores que ha tenido, ¿alguno le ha influido especialmente?

–Sí, tuve a Gasperini en el Genoa. Lleva ya un par de años haciéndolo increíble en el Atalanta. Me gustó de él la manera de trabajar y la manera de enseñar. Yo llegué al Genoa en un momento no bueno, y él me cambió.

–¿Y jugadores? Ha convivido con grandes estrellas en el Liverpool y el Milan... ¿Alguno comparable en el Sevilla?

–He jugado con muchos futbolistas buenos... No sabría decir. Jugué con Gerrard, con Luis Suárez, con Coutinho también... Jugué con Ibrahimovic, un jugador diferente. No se puede comparar a nadie con un futbolista como... Gerrard por ejemplo. No se pueden comparar. Nosotros estamos muy bien, seguimos peleando, hay cosas que mejorar y hay que seguir.

–Que Monchi haya declarado que lo ha querido firmar cinco o seis veces, incluso para la Roma, ¿añade responsabilidad?

–No, yo creo que no. A lo mejor soy el perfil de jugador que le gusta, que él ha querido y que antes no se dio por equis motivos y ha dado la casualidad de que éste ha sido el momento. Vengo aquí a ayudar al equipo, a conseguir los objetivos y a hacerlo lo mejor posible.

–Se reencuentra también con Lopetegui, con quien ganó el Europeo sub 19 y con quien debutó en la absoluta... ¿Es muy distinto el Lopetegui seleccionador al Lopetegui entrenador?

–No, no, no. Prácticamente es igual. Tácticamente es igual. En la selección tiene menos tiempo porque no ve a los jugadores ni trata con ellos todos los días. Pero su idea es la misma, la forma de trabajar es la misma. Él tiene los conceptos claros a la hora de jugar, a la hora de defender... Lopetegui de la selección al club cambia poco.

–Su esquema básico ha sido siempre un 4-3-3. Sin embargo, para ponerlo a usted de titular en Vigo viró al 4-2-3-1...

–Sí, yo creo que era un 4-2-3-1. Ni me fijé si soy sincero. Eso es más de pizarra, después ya en el campo, dependiendo también del adversario, te mueves o te colocas de una manera, o defiendes un poco en función a ellos. Cambia poco.

–¿Le pidió algo en especial cuando le dijo que sería titular?

–No, no, me dijo que hiciera lo que yo sé hacer. Y después defensivamente que realizara los dos o tres conceptos que él quiere: cerrar, ayudar siempre al lateral... Nada en particular.

–Es un futbolista de talento, de corte artista...

–Diferente, sí.

–¿Le molesta que lo tilden de que flaquea en el fútbol defensivo? Si ha triunfado en Italia...

–No estoy de acuerdo. El que vea el fútbol italiano sabrá eso.

–Su llegada ha desplazado a Ocampos de la derecha...

–Yo siempre he jugado a pierna cambiada, nunca en la izquierda. Y he jugado con Lucas (Ocampos) en el Milan también y él jugaba en la izquierda. En el Genoa también lo vi en la izquierda. Es un jugador que tiene las condiciones para jugar ahí. Para los extremos es más fácil a pierna cambiada, porque cuando entras puedes tirar a puerta, puedes centrar... mientras que a pierna natural puedes salir y centrar sólo. Él me conoce, sabe cuándo tiene que entrar, cuándo tiene que desmarcarse si voy con la pelota para adentro... Nos conocemos. Aparte tenemos dos laterales que suben mucho, que aprietan. Con los dos extremos hacia dentro para los laterales es más fácil.

–Al Sevilla le cuesta la generación de juego ofensivo, no ya gol. ¿Es Suso la panacea?

–Yo he venido a mejorar y a ayudar a los compañeros. Los dos partidos que he visto, el equipo ha generado, ha llegado bien, ha tirado a puerta, ha rematado... Hablo de los dos partidos que he visto desde que estoy aquí.

–¿Qué se puede esperar de Suso en el Sevilla?

–Yo creo que aún no se ha visto nada. Es verdad que no quedan muchos partidos, pero la gente poco a poco verá para lo que he venido.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios