Sevilla-Espanyol | La previa

Qué filo ante el pedernal

  • El Sevilla, con la incógnita hasta última hora de qué delantera podrá alinear, afronta una durísima prueba contra el rocoso Espanyol de Rubi

  • El goleador Borja Iglesias, reto para la defensa sevillista

Roque Mesa bromea con Banega ante Promes y Andre Silva. Roque Mesa bromea con Banega ante Promes y Andre Silva.

Roque Mesa bromea con Banega ante Promes y Andre Silva. / José Ángel García

La noche de Akhisar, que iluminaron in extremis Franco Vázquez y Banega, dejó en evidencia de forma definitiva que el Sevilla necesita de sus mejores hombres para competir de verdad. Un rival de un nivel inferior a la media de la Segunda División española sacó los colores al equipo B de Pablo Machín y señaló con un círculo rojo a aquellos futbolistas que se retrataron dentro de esa segunda unidad que debe calentar su asiento, ora en la grada, ora en el banquillo, en las grandes citas. Hoy llega una de esas grandes citas y el entrenador del Sevilla sacará a lo mejor que tenga, algo que ni siquiera podía intuirse en el día de ayer. La clave es la delantera: ¿estarán en condiciones Ben Yedder y Andre Silva? ¿Al menos uno de los dos para hacerse acompañar por Promes o Muriel, preferiblemente el primero de estos dos?

Enfrente el Sevilla se encontrará el pedernal en el que Rubi ha convertido a este Espanyol que la temporada pasada, con destitución en primavera de Quique Sánchez Flores incluida, coqueteó con los puestos de descenso. Unos meses después, con pocos retoques y una cohesión que ya llevó a gala el técnico catalán en el Huesca, el Espanyol aspira incluso a algo inopinado en las recientes décadas: dar caza al Barcelona en el liderato de la Liga. Pero así es el fútbol y así llega el rival que tendrá enfrente el Sevilla, con su delantera titular o sin ella.

Elaboración propia / Dpto. de infografía Elaboración propia / Dpto. de infografía

Elaboración propia / Dpto. de infografía

Apenas un entrenamiento con el grupo, el de ayer, es el escaso aval que tiene Machín para valorar el estado de Ben Yedder y de Andre Silva. Desde luego, aunque estuviesen en condiciones físicas de jugar después de sendas dolencias menores, una contusión en el muslo el portugués y una distensión muscular el francés, no llegarán en el mejor estado. Han estado parados dos semanas, han visto refrenado su creciente rendimiento y si comparecen lo harán con la presión de tener que demostrar que ellos son los más capacitados para tirar del carro. Precisamente ante un equipo que tiene en el sistema defensivo su fuerte, su principal baza para salir indemne del Ramón Sánchez-Pizjuán y conservar intacto su segundo puesto en la Liga, si no ampliar el margen con el Sevilla, que es la avisesa intención con la que ha llegado el Espanyol de Rubi.

La presencia o no de Ben Yedder y Andre Silva puede condicionar el once, incluso la entrada en el mismo de Gonalons

Seguramente, por las palabras de Machín en la previa y por lo mucho que hay en juego, ambos sean incluidos en la convocatoria que debe dar hoy el soriano. Pero eso no querrá decir que los dos vuelvan a la titularidad, precisamente por llevar dos semanas parados y haber llegado muy, muy justitos a un partido de tan alta exigencia física, por la firmeza de una defensa bien acoplada y que no hace concesiones ningunas.

Promes o Sarabia se presentan como las mejores alternativas si sólo está uno de los dos delanteros titulares

Pero el partido no va a depender sólo de esa contingencia relativa a la presencia o no de la delantera titular del Sevilla. El Espanyol llega con un delantero en racha, el fornido y pegador Borja Iglesias, y la defensa sevillista de hoy debe distar muchísimo de la que expuso todas sus vergüenzas ante el débil Akhisar hace apenas tres días. Evidentemente, Machín dejará en el banquillo a tres de los hombres que quedaron retratados en Turquía, si es que todos están incluidos. Mercado, Carriço y Jesús Navas entrarán en el once por Gnagnon, Amadou y Aleix Vidal, mientras que es posible que Escudero, uno de los que ha estado fuera por lesión más tiempo, continúe en el equipo.

La zaga debe tener un altísimo nivel de concentración ante Borja Iglesias, que necesita poco para armar su cañón

En la medular, evidentemente repetirán Banega y Franco Vázquez, quienes por las circunstancias de las lesiones, por el decepcionante rendimiento de algunos futbolistas que estaban llamados a dar relevos ahí y por la propia estructura de una plantilla corta no pudieron descansar el jueves, pese a la neta inferioridad del rival. Y Sarabia se sumará a ese trío que está integrando la medular como piedra angular sobre la que Machín ha cimentado su equipo. Eso sí, Gonalons ya se ha sumado como pieza con la que aumentar el abanico de posibilidades y la cohesión del centro del campo, y podría presentarse como una alternativa. Sobre todo si arriba Machín, por ejemplo, decide adelantar un poco a Sarabia para que acompañe a uno de los delanteros. Porque arriba está la incógnita por resolver hasta poco antes de la cita.

Esos son los factores tácticos, repasados someramente, que tiene el Sevilla a la hora de afrontar una durísima prueba ante un equipo que, con algunos futbolistas de vuelta, como Diego López, Granero, Darder, Sergio García o Javi López, y las irrupciones prometedoras de Mario Hermoso, recién citado por Luis Enrique, Marc Roca y Borja Iglesias, está dando mucha guerra, como un sólido pedernal. ¿Qué filo presentará el Sevilla?

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios