Sevilla FC Tebas y la UEFA abren un resquicio de luz

Javier Tebas se asoma por la rendija de una puerta, en una imagen de archivo. Javier Tebas se asoma por la rendija de una puerta, en una imagen de archivo.

Javier Tebas se asoma por la rendija de una puerta, en una imagen de archivo. / Jesús Diges / Efe

En China y Japón se empiezan a reanudar las competiciones, aun a puerta cerrada, tras haber pasado la peor fase del coronavirus. Casi tres meses ha estado el gigante asiático sin competición, pero su sistema de raigambre totalitarista y su población hecha a la disciplina han logrado retomar en parte la rutina normal, incluida la deportiva. Europa espera hacer lo mismo y el Sevilla, como el resto de instituciones, entidades y empresas, también tiene las carnes abiertas sobre lo que deparará y cuánto durará esta crisis.

La economía está en vilo en general. Y también los presupuestos del club. Por eso es esperanzador el resquicio de luz que han abierto tanto Javier Tebas, por un lado, como la UEFA, por otro. Aunque esa esperanza estará condicionada por lo que dure la fase dura de la pandemia y del Estado de Alarma.

El presidente de LaLiga volvió a incidir en que los clubes se juegan en total un 25% de los ingresos por los derechos televisivos. Lógicamente, si no hay competición, no hay retransmisión y si no no hay publicidad las plataformas no van a pagar lo pactado en los millonarios contratos de cesión de los derechos de imagen.

"Todos los presupuestos de los equipos se van a ver comprometidos si no se termina la competición, pero yo estoy convencido de que se va a terminar", dijo Tebas en el programa Tiempo de juego, de la Cope. "Hoy mismo he mantenido contactos con Italia, Alemania...", añadía.

El responsable de la patronal de clubes sabe que se juega muchísimo el fútbol español. Y está obligado a mandar un mensaje optimista. Todo está pendiente no obstante de lo que acontezca el martes en la reunión telemática que la UEFA va a realizar con los diferentes representantes de las 55 federaciones asociadas y con ejecutivos de la FIFA para dilucidar qué hacer con sus competiciones, tanto las de clubes como las de selecciones. Y esto también lo maneja Tebas, que se refirió a ello en su intervención radiofónica, en la que trató de infundir ánimos en plena desazón general, tanto entre los clubes como entre los ejecutivos de las plataformas televisivas. Porque el gran negocio está en vilo.

"El planteamiento por ahora es ver qué pasa el martes con la Eurocopa y después decidir", dijo el alto ejecutivo oscense. Efectivamente, la clave está en el calendario internacional de selecciones, que debe disputarse entre junio y julio. Si se aplaza, puede haber margen de tiempo por detrás para que se retome las compaticiones ligueras de clubes y también las competiciones internacionales de clubes, la Champions League y la Europa League.

El mítico Kanouté extrae una bola durante uno de los sorteos de la actual Europa League. El mítico Kanouté extrae una bola durante uno de los sorteos de la actual Europa League.

El mítico Kanouté extrae una bola durante uno de los sorteos de la actual Europa League. / Laurent Gillieron / Efe

"Nos estamos dedicando a ese otro virus que es ver qué pasa con nuestros contratos por todo el mundo. Tenemos 100 obligaciones diferentes con 100 operadores de todo el mundo. Y si no se retransmite no se cobra", quiso aclarar Tebas. "Estamos trabajando para ver si se puede cuadrar algunos calendarios para paliar el golpe económico que nos llega", habló sobre ese efecto dominó positivo que significaría aplazar a 2021 la Eurocopa de naciones. Es lo que espera toda Europa por el futuro del fútbol.

El foco, así pues, hay que ponerlo en la UEFA y en la idea que tienen los subalternos de Gianni Infantino. El presidente del máximo ente futbolero continental es sensible al caos económico que supondría la suspensión definitiva de las distintas competiciones de clubes. Desde el Daily Mail se destapó que la intención de la UEFA es retomar las competiciones de clubes entre abril y mayo, respetando en principio las finales de la Champions (UCL) y la Europa League (UEL), previstas para el 30 de mayo en Estambul y el 27 de mayo en Gdansk, pero convirtiéndolas en formato de final four. ¿Por qué? Por la necesaria reducción del calendario.

El nuevo formato que la UEFA va a proponer a sus federaciones asociadas y a la FIFA implicaría que las eliminatorias de UCL y UEL fueran a partido único a partir de cuartos de final. También las eliminatorias de octavos que se han quedado sin definir. En el caso de la UEL, el Sevilla ni siquiera disputó el partido de ida de los octavos con la Roma, al igual que sucedió entre el Inter y el Getafe. Por lo tanto, puede que estos partidos se decidieran a partido único en la fecha elegida para la vuelta de los que que ya se disputaron. Y a partir de cuartos todos serían ya a partido único. ¿En terreno neutral o por sorteo? Es otra de las cuestiones por dilucidar.

Pero todo va a depender de ese encaje del calendario del que habla Tebas, ya que si se retrasa la vuelta a la normalidad, podría irse todo hasta junio. Y en junio empezaría la Eurocopa con sus periodos de preparación. El torneo de naciones está previsto que se realice entre el 12 de junio y el 12 de julio nada menos que en doce países disintos, hasta de Eurasia, como es el caso de Azerbaiyán. En la actual situación es casi inviable que se celebre. Pero Italia ya ha pedido formalmente su aplazamiento porque quiere retomar la Serie A en mayo.

Y hay quien prevé la opción de que se aplace la Eurocopa a diciembre... o a 2021, ocupando la fecha de la Copa Mundial de clubes prevista para junio y julio del año próximo. Y ahí tiene que hablar también la FIFA. La sintonía entre su presidente, el esloveno Aleksaner Ceferin, y el de la UEFA, el suizo Infantino, será otra clave en todo este galímatías.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios