Bayer Múnich-Sevilla | Uno a uno

Las notas de los jugadores del Sevilla ante el Bayern: Rakitic no es Banega

Ocampos y Rakitic aplauden a la afición desplazada a Budapest. Ocampos y Rakitic aplauden a la afición desplazada a Budapest.

Ocampos y Rakitic aplauden a la afición desplazada a Budapest. / Tibor Illyes / efe

Sin nada que reprochar, ni siquiera a los protagonistas de los detalles que marcaron el resultado final (el mano a mano de En-Nesyri, el mal gesto técnico de Bono o el córner cedido por Diego Carlos) deben eclipsar el meritorio partido de los de Lopetegui, que lucharon con un gran hándicap, el físico en un momento complicado de la temporada.

El desgaste físico pasó factura. A Ocampos, a Fernando, a Jordán... y también a Rakitic, un jugador que, además, no tiene el control de partido de Banega, ni su capacidad para defender con balón, tenerla y elevar los niveles de posesión.

Bono Casi perfecto, con un mano a mano sacado ante Lewandowski incluso, pero con el detalle de ese balón que no desvió hacia atrás. El 2-1.

Jesús Navas Primoroso primer tiempo en el pasillo de Alaba y Hernández y un titán ante extremos de muchísimo nivel.

Koundé Empezó con ciertas dudas con balón y alguna salida a presionar fuera de sitio, pero rápidamente se ubicó.

Diego Carlos Estaba cantado que iba a tener mucho trabajo y no defraudó ante el mejor ataque.

Escudero Buen trabajo defensivo. No cabía más.

Fernando Acabó muy cansado, pero sostuvo el edificio con su habitual clase.

Joan Jordán Un grandísimo trabajo. Mantiene el nivel físico y perdió pocos balones.

Rakitic Acertado y bien colocado en la jugada del penalti, pero muy lejos de lo que se espera de él. No es Banega.

Suso Entendió bien la cita, sobre todo al principio, pero se diluyó cuando se quedó sin fuerzas.

Ocampos Acabó extenuado y roto. Exigió mucho a la defensa del Bayern y no falló en el 1-0.

De Jong Impidió salir a los centrales y fue clave en el penalti. A un gran nivel.

Óliver Torres Mejoró al equipo, que respiró un buen rato a su ritmo.

En-Nesyri Marcado por la ocasión en la que no acertó, aunque nunca fue su fuerte la finalización ante el gol. Y eso lo sabían.

Gudelj Cumplió en defensa.

Franco Vázquez Le costó soportar el ritmo del Bayern. Llegaba tarde en las basculaciones defensivas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios