sevilla - alavés | informe técnico

Una columna ganadora

  • Roque Mesa, N'Zonzi y el Mudo escalonados, medular recia y profunda

Las imágenes del Sevilla-Alavés Las imágenes del Sevilla-Alavés

Las imágenes del Sevilla-Alavés / Víctor Rodríguez

Joaquín Caparrós deja un 10 de 12 providencial, pero también ha habilitado a jugadores que con Vincenzo Montella estaban para repartir petos y dar palmadas en el banquillo. El primero, Roque Mesa. El utrerano le ha dado el rodaje y la puesta a punto para que el Sevilla vea que, efectivamente, pagar los ocho millones de euros por el canario al Swansea puede merecer la pena.

Roque con N'Zonzi conforman un eje muy complementario. Con calidad y mando. El pequeño se fija más y el gigante gana metros y libertad para extender su zancada y escupir la pelota como sabe. Ya se vio esa efectividad en partidos anteriores con Banega al lado, como beneficiado. Pero esta vez faltaba el mago argentino y Caparrós optó por una novedad, los dos puntas de inicio. Ese retoque hacia delante podía generar un desequilibrio en el escalonamiento, en la trabazón del juego entre líneas. Pero todo encajó con el hombre de blanco que esta vez partió desde la derecha: el Mudo Vázquez. Su juego por dentro le dio cohesión a todo. Y peligro. Por ahí ganó el Sevilla el partido. Por ahí volvió a acertar el de los 10 de 12, Caparrós.

FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía. FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

FUENTE: Elaboración propia. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

Defensa

En la primera parte, la zaga sevillista tiró la línea bastante más lejos de David Soria que en la segunda. Y no sólo por ese gol a favor con el que ya saltó a la hierba tras el intermedio. También por la entrada de Guido Pizarro por N'Zonzi. El argentino se ancló por delante de la defensa, Roque Mesa adelantó su zona de maniobras -aunque bien echó una mano a un costado u otro en defensa por su sentido táctico, sobre todo a Layún y Pareja- y como Guido es más de pausa y asegurar el balón, con sus pases atrás y su parsimonia invitó a los defensas a salir menos.

En la segunda parte, pues, quedó un Sevilla más largo sobre la hierba, al perder metros la zaga y mantener Caparrós los dos puntas. El Alavés tuvo más metros en la medular para salir y apretar. Y con Ibai y Munir, algo más.

Ataque

Nico Pareja y Lenglet son centrales de golpeo en largo muy preciso. De los que desarman a las defensas en un chispazo. El argentino estuvo especialmente fino ayer y Sandro, que suele dibujar buenos desmarques de ruptura, lo leyó bien.

Tanto Sandro como Ben Yedder anduvieron muy despiertos para asociarse con el Mudo Vázquez cuando éste recibía, se giraba, caracoleaba y marcaba la jugada desde la derecha. Layún, con sus limitaciones, también ofreció líneas de pase al Mudo abierto a la cal. Y por la otra banda, Sarabia se desdobló para que Nolito lo lanzara. El portuense estuvo mejor en esta faceta que en sus propias penetraciones.

En el fútbol a la contra, Lara estuvo más profundo y vertical que Muriel.

Virtudes

Caparrós tardó poco en darle solidez al bloque con su gran columna: Roque, N'Zonzi y, ayer, el Mudo por Banega.

Talón de aquiles

Demasiados ataques perdonados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios