Sevilla FC El gen sevillista, el guiño de Monchi

  • El director deportivo, que mencionó en el acto de ‘Fieles de Nervión’ el ADN nervionense, quiere recuperar carácter y alma competitiva, pero también a algún canterano

Monchi dio un discurso en el ato 'Fieles de Nervión' en la que prometió "gen sevillista" en la plantilla. Monchi dio un discurso en el ato 'Fieles de Nervión' en la que prometió "gen sevillista" en la plantilla.

Monchi dio un discurso en el ato 'Fieles de Nervión' en la que prometió "gen sevillista" en la plantilla. / Antonio Pizarro

Muy dado últimamente a los mensajes enigmáticos, Monchi pronunció el pasado miércoles por la noche en su discurso ante los Fieles de Nervión una frase que no ha pasado desapercibida. “Estoy convencido de que cuando allá por el 18 de agosto la competición comience y termine el mercado de fichajes, el equipo va a ser un reflejo de lo que es el gen sevillista, un equipo que va a intentar ir a cualquier campo a ganar”.

La reflexión del director deportivo esconde múltiples interpretaciones. Primero, pide paciencia y confianza en su trabajo ante la falta de noticias y, segundo, la parte fundamental: promete una plantilla y un equipo con el que el sevillista pueda verse identificado cuando lo vea competir.

Pero, ¿qué quería decir en concreto el de San Fernando cuando apeló en breve alocución al “gen sevillista”? Recordando también al reciente y trágicamente desaparecido José Antonio Reyes, y con futbolistas como Luis Alberto copando el protagonismo de las webs día sí y día también, bien se podría pensar que la idea de Monchi es repatriar a varios de los jugadores que salieron de los campos de la carretera de Utrera. No faltan candidatos: el extraordinario mediapunta de la Lazio, el propio Alberto Moreno... sin contar con la presencia ya importante de Jesús Navas y la aportación que van a darle a la plantilla jóvenes también canteranos como Bryan Gil y Carlos Fernández, sin olvidar a Pozo y a Juan Soriano, aunque éstos son quienes más cerca podrían estar de una cesión.

Pero para todo eso el mercado tiene la última palabra. Pero Monchi también apuntó en gran parte al mencionar el “gen sevillista” al carácter competitivo que el equipo había perdido en los últimos años, en los que ganar fuera de casa se había convertido en casi una causa perdida. El director deportivo, junto con Lopetegui, tiene la idea de un equipo con más físico y con más alma en el campo, y del que el sevillista pueda sentirse orgulloso. Monchi desea un equipo que se identifique con las letras de los dos himnos del Sevilla, el equipo de “la casta y el coraje” y “el que nunca se rinde”.

El ex guardameta se refiere sobre todo a ese gen competitivo que, por ejemplo, acabe con la dinámica de los últimos en las visitas a los grandes. Monchi, como cualquier sevillista, ha sufrido cuando el equipo ha salido goleado tanto del Santiago Bernabéu como del Camp Nou sin que el rival apenas tenga que apretar el acelerador. Salir derrotado de antemano es algo con lo que el gaditano quiere acabar y, en la medida de hasta donde él puede llegar, desea poner freno a esa situación.

Pero también está la otra idea, la de dotar al equipo de más sangre y ADN sevillista. La plantilla lo necesita y Monchi lo sabe, pues en los últimos años antes de su marcha del club ya sufrió la falta de jugadores de la cantera en la primera plantilla, lo que obligaba a tener que perder fichas en la lista A para competiciones europeas. La UEFA exige que 4 de las 25 fichas hayan tenido una formación mínima de tres años en edad juvenil o por debajo en el club, requisito que cumplen pocos jugadores de la primera plantilla. De hecho, la temporada pasada sólo Jesús Navas y Juan Soriano.

Pero aparte de eso, nadie esconde que hay jugadores en el mercado que entrarían en el perfil del equipo no sólo por eso. Sobre todo, Luis Alberto, aunque en su caso lo que manda es la espera. El jugador, que desea volver a Sevilla, de donde es la familia de su esposa, está presionando y ya se han producido los primeros cruces de declaraciones entre el interesado y el presidente de la Lazio. Fácil no va a ser, pero imposible tampoco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios