Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Sevilla FC Un horizonte poco claro en la portería

  • Monchi y Lopetegui deben hacer un profundo análisis de cara al futuro en un puesto clave y que fue el pasado de ambos.

  • Ni siquiera Vaclík, con sólo un año de contrato, tiene seguro seguir. Bono se irá y Juan Soriano y Sergio Rico volverán pero lo tienen difícil

Thomas Vaclík, en uno de los últimos entrenamientos del Sevilla FC. Thomas Vaclík, en uno de los últimos entrenamientos del Sevilla FC.

Thomas Vaclík, en uno de los últimos entrenamientos del Sevilla FC. / Sevilla FC

Es curioso. El proyecto lo lideran dos ex guardametas, Monchi y Lopetegui, pero el proyecto plantea una duda importante de cara al futuro en el puesto que ambos compartieron fundamentalmente en los años noventa y que es clave en un equipo de fútbol. Se dice que los objetivos se consiguen teniendo calidad y marcando las diferencias en las áreas. La portería es un puesto clave y en el Sevilla es una de las demarcaciones en las que el director general deportivo, junto con el entrenador, tiene que hacer un profundo análisis de cara a la próxima temporada, pues ninguno de los guardametas que tiene en nómina tiene su futuro asegurado, ni mucho menos.

Ni siquiera Tomas Vaclík, quien ha manifestado en varias ocasiones su deseo de renovar –acaba contrato en junio de 2021– sin respuesta, que se sepa, por parte del club. Además, detrás de su presencia en el Sevilla subyace el estado de su rodilla derecha, que, si bien es cierto que le ha hecho perderse pocos partidos, como el mismo meta checo ha recalcado estos días, lo cierto es que es una espada de Damocles que no deja de estar presente.

Aparte del centroeuropeo, parece meridianamente claro que Yassine Bounou, Bono, no continuará en el club cuando finalice su periodo de cesión. Quedaría por ver qué sucederá con los dos porteros que el Sevilla tiene, a su vez, cedidos fuera, Juan Soriano y Sergio Rico, pero tampoco se les atisba un futuro en el Ramón Sánchez-Pizjuán.

El de Benacazón está cedido en el Leganés y tiene contrato con el Sevilla hasta junio de 2022, es decir, le quedan dos temporadas más cuando regrese este verano después de la ampliación que el club le hizo en julio de 2018. Tras jugar 11 partidos con el equipo madrileño cuando ha estado lesionado Cuéllar con un rendimiento irregular, la verdad, lo más normal es que a Monchi le toque este verano buscarle otro nuevo destino como cedido.

En el caso de Sergio Rico, su situación ha cambiado en París en los últimos meses, ya que el PSG ha pasado de más o menos tener decidido que iba a pagar los 10 millones de euros de su opción de compra a descartar esta posibilidad tras una actuación muy decepcionante el 23 de febrero ante el Girondins de Burdeos. Rico había convencido a Thomas Tüchel con dos buenas actuaciones en la Copa francesa y en la Copa de la Liga con dos penaltis parados. El alemán llegó a ver la posibilidad de dar descanso a Keylor Navas en la Liga con vistas a la Champions, pero los nervios que el de Montequinto exhibió ante el Burdeos en ese partido que su equipo ganó por 4-3 han sido una losa en su aventura en el país vecino, donde ahora se habla de Donnarumma (Milan).

A Sergio Rico le queda un año de contrato, por lo que tendrá que resolver su futuro este verano. Si se queda, tendría que renovar, aunque Monchi quedó advertido de los riesgos que esconde su mala relación con la afición sevillista tras la última temporada en la que fue titular con regularidad.

Por todo ello, el Sevilla está buscando en el mercado un portero de garantías que convenza tanto a Monchi como a Lopetegui y que tenga marchamo de titular, nada de asumir el rol de suplente.

No es que no se confíe en Vaclík, pero el club tiene que mirar por sus intereses. Hace unos días el checo mostró su malestar en una entrevista por el hecho de que se hable de su rodilla, pero lo cierto es que el Sevilla ya dudó al firmarlo tras realizarle el reconocimiento médico y en su historial está que el De Graafshap holandés en 2011 rompió el contrato por tres años que había firmado tras conocer los resultados del examen de su articulación.

Es quien más opciones tiene de seguir, pero que el Sevilla busca un portero titular también es cierto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios