Pretemporada 18-19

Ya rueda el balón de Machín

  • El nuevo proyecto del Sevilla echa a andar con escasez de centrales y a la espera de un delantero.

  • Dando por hecha la marcha de Lenglet, el técnico no ve motivos para pensar igual con N'Zonzi y Sergio Rico.

Pablo Machín, en la primera charla con sus jugadores. Pablo Machín, en la primera charla con sus jugadores.

Pablo Machín, en la primera charla con sus jugadores. / Antonio Pizarro

Ya rueda el balón para el Sevilla 18-19, que se puso ayer en marcha a las órdenes de Pablo Machín. De su pizarra depende el proyecto de Caparrós, una nueva aventura que ha arrancado con ilusión y trabajo, aunque aún estén pendientes de resolver no pocas incógnitas. La del futuro de Lenglet parece clara, pero aún no ha llegado el desenlace final (el pago de la cláusula), mientras quedan dudas que el propio Machín se encargó de poner encima de la mesa, aunque sin ánimo de presionar. Una clave es la llegada de ese delantero que ha pedido y que destacó como pieza fundamental de la maquinaria, igual que el portero.

“En el fútbol lo relevante son las áreas. El que las para y el que las mete. Si tienes jugadores top en esos puestos tienes mucho ganado”, inquirió el técnico soriano, que aclaró que no le preocupa de momento esta carencia, pero... “El Sevilla tiene buenos delanteros, pero creo que debemos tener otro perfil que no está. Hay muchos futbolistas que quieren venir y el abanico es amplio, pero tenemos que decidir bien, he hablado con la secretaría técnica de los perfiles, hemos hablado de un delantero, salen muchos nombres, pero hasta que no me los dice la secretaría técnica no los valoro. Las prisas no son buenas consejeras. Los jugadores que van a venir seguro que van a ser de mucha calidad”, dijo Machín en su rueda de prensa posterior al primer entrenamiento.

"Con Lenglet sé que hay una realidad, que es muy problable que se vaya, pero mientras tanto está con nosotros”

Da por perdido a Lenglet –“sé que hay una realidad, que es muy probable que vaya a salir”, avisó–, pero mientras no se produzca ese hecho es uno más. “Por lo que hablé con él, está muy contento aquí y puede seguir creciendo, las posibilidades de jugar son muy amplias, es un buen sitio para crecer; le di mi punto de vista pero hay que respetar la decisión de los jugadores. A partir de ahí lo que quiero es que los que estén aquí crean en el proyecto y estén comprometidos”, dijo con el deseo lógicamente de que, en un momento clave, se quede en una plantilla ahora mismo muy necesitada de centrales, en la que Machín debe implantar una idea nueva, jugar con tres hombres atrás, y Kjaer y Mercado están de vacaciones.

“Mi filosofía es Pablo Machín, es lo que he venido haciendo en los equipos en los que he estado, sacar rendimiento a los jugadores que tengo. Tengo claro que mi modelo de juego va a ser el del Girona, pero tengo claro que la exigencia quizá nos va a llevar a tener que ser un equipo un poco más dominador. Llegar muchas veces al área, con variedad de llegada… Eso lo digo aquí, pero me gustaría que se viera en el campo”, indicó el técnico, que no se plantea objetivos más allá de “ganar el primer partido de la Liga Europa”.

Lenglet, junto a Amadou. Lenglet, junto a Amadou.

Lenglet, junto a Amadou. / Antonio Pizarro

También tuvo que indidualizar, puesto que no al mismo nivel que Lenglet, hay otros jugadores que quieren salir del club, Sergio Rico y N’Zonzi: “Yo cuento con todos los futbolistas que tengo ahora y hasta que no me digan ‘míster tu proyecto no me convence’ contaré con ellos. A partir de ahora verán qué clase de proyecto es, cómo es este entrenador, qué cosas busca… y los que no crean podrán salir si se encuentra una solución”.

Sí destacó la forma en la que ha llegado Guilherme Arana, cuya aportación desde su llegada en el pasado mes de enero fue vista y no vista. En este sentido, sus palabras fueron sobre su actitud positiva. “No vino por casualidad. Tuvo una adaptación complicada y les pasa a muchos jugadores, pero ya no hay excusas. La prueba es que ha venido en un estado físico fenomenal. Se le puso un plan y lo ha cumplido con creces, así que la tarjeta de visita ya me la ha dejado”.

"Lo relevante son las áreas, el que las para y el que las mete; si tienes ahí a jugadores top tienes mucho ganado; hay buenos delanteros aquí, pero nos falta un perfil”

La ausencia más destacada en el primer entrenamiento fue Jesús Navas, aparte del meta Vaclik, quie aún no ha firmado su contrato. Pero Machín aclaró la ausencia del palaciego. “No os asustéis, la temporada pasada acabó con unas molestias. Estuvo haciendo trabajo preventivo en verano, está en tratamiento y nos sugirieron que no empezara al cien por cien. Sabemos cómo es, cómo se prepara y coge la forma y nos podemos permitir el lujo de irlo incorporando poco a poco”, avanzó un Machín que tiene a sus órdenes a hasta once futbolistas de cantera: Juan Soriano, Cristian, Berrocal, Álex Muñoz, Mena, Pozo, Pejiño, Lara y Genaro, aparte de Carlos Fernández y Borja Lasso. El técnico es claro en este asunto. Si demuestran estar preparados tendrán protagonismo en el equipo: “Lo primero es que tienen es una oportunidad de mostrarse y medirse a futbolistas del primer equipo. Me gustaría que hubiera jugadores de la cantera en el primer equipo, por la afición, por el sentimiengo sevillista… pero una cosa son las palabras y otra cosa los gestos. No voy a mirar el lugar de nacimiento y si ellos demuestran estar preparados en mejores condiciones que los profesionales no lo voy a dudar y los voy a poner”, avisó un Machín que ya ha hecho rodar su balón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios