Sevilla FC

El tremendo enfado de Bono por la barrera, en vídeo

Bono se dispone a lanzar en largo desde el área durante el Sevilla-Rennes. Bono se dispone a lanzar en largo desde el área durante el Sevilla-Rennes.

Bono se dispone a lanzar en largo desde el área durante el Sevilla-Rennes. / AFP7

Una de las anécdotas del partido de Champions entre el Sevilla y el Rennes la protagonizó Bono. En uno de los escasos acercamientos del equipo bretón, tras una falta cerca del área en la segunda mitad de Munir, Grenier se dispuso a tirar un golpe franco y Bono protestó enérgicamente por la colocación de la barrera.

El internacional marroquí se desesperó ante la sordera ocasional de sus compañeros. La falta estaba a más de 25 metros y la barrera fuera del área y era escasa, apenas Óliver Torres, Joan Jordán y Lucas Ocampos de izquierda a derecha. Y Bono, como se puede apreciar en el vídeo, no estaba conforme con la colocación de la misma.

Desde el palo izquierdo de su portería, empezó a colocar la barrera, y llamó primero a Joan Jordán, que estaba comentándoles a sus compañeros de barrera que Grenier era diestro, como se aprecia en el vídeo recogido por Movistar Plus. "Es diestro, es diestro, ¿eh?", dice el catalán.

"¡Más, más, Joan, Joan!", llamaba Bono a su compañero. "¡Carajo, vamos!", insistía. Al ver que no le respondía, insistió con Ocampos, que era quien estaba en el extremo derecho y tenía que tirar de la barrera hacia la diestra, hacia el centro de la portería. "¡Lucas, Lucas! Me cago en la puta! ¡¡Lucas, Lucas!!, ¡dale más, carajo, Lucas!".

Grenier terminó lanzando un disparo duro y seco por el hueco que había dejado la barrera, es decir el lado del portero, que tuvo que estirarse para desviar el balón en una de las dos paradas que hizo durante todo el partido, pues el Rennes apenas tuvo ese acercamiento y otro disparo desde la frontal en la primera mitad.

"¡Me cago en la puta, ni es una barrera ni nada!", terminó diciendo Bono una vez que realizó la parada dirigiéndose a sus compañeros.

Llama la atención el asunto porque el Ramón Sánchez-Pizjuán estaba vacío y las voces se oían perfectamente incluso en el directo de la televisión. Pero sus compañeros estaban más pendientes de Grenier que de las órdenes de su portero para colocar la barrera.

Indudablemente, es un aspecto a mejorar, pues en la barrera siempre manda el portero, que es el que tiene la perspectiva de los palos y la portería respecto del lugar de lanzamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios