Sociedad

Cataluña desaconseja ingresar en la UCI a pacientes mayores 80 años con coronavirus

Dos trabajadoras asisten a un residente en la residencia de ancianos. Dos trabajadoras asisten a un residente en la residencia de ancianos.

Dos trabajadoras asisten a un residente en la residencia de ancianos. / EFE

La consellera de Salud de la Generalitat de Cataluña, Alba Vergés, ha defendido este miércoles que los criterios clínicos de los profesionales sanitarios dictan qué tratamiento se da a cada paciente en el marco de la pandemia de coronavirus.

"Los criterios clínicos prevalecen por encima de todo, no dudo de ningún profesional de salud", ha asegurado en rueda de prensa telemática en la que también han participado la consellera de la Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, y el conseller de Interior, Miquel Buch.

Al ser preguntada por el comunicado interno de la Conselleria que recomienda a los profesionales sanitarios no ingresar en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) a pacientes de más de 80 años, ha defendido que es una practica habitual: "La intensidad terapéutica no marca aquello que es mejor para las personas".

Vergés ha insistido en que se está trabajando con el sector funerario para tener las cifras completas de mortalidad a causa del coronavirus con "una orden que ella misma firmará", porque el departamento aún no dispone de las cifras reportadas por las empresas de dicho sector.

Ha lamentado que desde el Gobierno no hayan llegado los test de diagnóstico rápido de Covid-19 y ha añadido que los 25.000 adquiridos por el Govern "se pondrán en funcionamiento en los hospitales posiblemente este jueves".

La consellera también ha anunciado que se están empezando a hacer pruebas de diagnóstico en los centros penitenciarios de Cataluña porque "los personas presas tienen los mismos derechos que el resto".

Medidas para tratar a enfermos de Covid-19

El documento interno del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) de Cataluña, que depende del departamento de Salud, aconseja no ingresar en las unidades de cuidados intensivos (UCI) a las personas mayores de 80 años con coronavirus y "evitar ingresos en pacientes con escaso beneficio".

Este documento se facilitó a los trabajadores sanitarios del SEM el pasado día 25 de marzo y cuenta con el respaldo del Consejo de Colegios de Médicos de Cataluña, aunque no del Observatorio de Bioética y Derecho de la Universidad de Barcelona.

Así lo ha explicado este miércoles el director médico del SEM, el doctor Xavier Giménez, que ha precisado que estas recomendaciones, que no instrucciones, se han tomado con bases científicas y criterios éticos.

Giménez ha reconocido que las unidades de cuidados intensivos de los hospitales de Cataluña están llenas de personas de entre 40 y 70 años, de ahí que se haya optado por hacer ingresos fuera de estos centros, como en pabellones polideportivos y hoteles de enfermos menos graves.

En cuanto a los mayores de 80 años, el documento del SEM indica que estos pacientes recibirán "sólo oxigenoterapia con mascarilla de alta concentración" y que, si no mejora en 15 minutos, se puede "considerar tratamiento de confort (morfina) para paliar la sensación de dispnea".

Los pacientes de entre 75 y 80 años recibirán el mismo trato, aunque se plantea en estos casos la respiración asistida como primera opción, y a los menores de 75 años se les tratará con mascarilla de oxígeno, pero si no mejoran sí se les pondrá un respirador.

"Cuando se observe futilidad de medidas terapéuticas, se puede dejar al paciente en el domicilio siempre que se pueda asegurar con la red de atención primaria un seguimiento y curas paliativas. En caso contrario, se recomienda trasladar" a un centro sociosanitario, en lugar de urgencias hospitalarias, indica el texto del SEM.

En estas recomendaciones se ordena a los efectivos del SEM no hacer referencia "a que no hay camas para todos" para denegar el uso de camas de unidades intensivas a los familiares de los ancianos.

Esta política cuasi paliativa para los ancianos en Cataluña está avalada por el Consejo de Colegios de Médicos de Cataluña, que también ha enviado un documento por su parte a algunos de sus colegiados en el que se hace referencia a las personas mayores ingresadas en residencias y dice que los que estén en situación final de la vida, se plantee el tratamiento en el mismo lugar, sin traslado a un hospital.

El Observatorio de Bioética de la UB indica en su propio documento sobre esta situación de pandemia que "en cuanto a la edad, se debe considerar el soporte respiratorio máximo en formas distintas a la ventilación mecánica con intubación y oxigenoterapia de alto flujo a los pacientes mayores de 80 años con comorbilidades" (más de una enfermedad de base).

"Los pacientes entre 70 y 80 años sin comorbilidades destacables o con comorbilidad podrían ser candidatos a ventilación mecánica", indica el Observatorio, que considera que "lo ideal es que las decisiones se tomen por un comité de triaje hospitalario", un cribado que ahora mismo ha asumido el SEM, que decide con estas recomendaciones quién va a un hospital o no.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios