COMERCIO La nueva tienda de Pull&Bear en el centro de Sevilla abrirá en primavera

ACCIDENTE Un helicóptero se estrella en Madrid

Teletrabajo

¿Confían las empresas en sus teletrabajadores?

El teletrabajo ha llegado para quedarse

El teletrabajo ha llegado para quedarse / M. G.

La pandemia de la Covid-19 ha revolucionado diferentes aspectos de la vida cotidiana de los trabajadores de todo el país. Con las restricciones de aforo y movilidad, gran parte de las empresas han adoptado la modalidad de trabajo a distancia y los diferentes hogares se han convertido en improvisadas oficinas.

Con la implantación masiva del teletrabajo, muchos de los empleados se han llegado a preguntar si existe la forma de que su jefe le vigile a la distancia y de qué manera lo hace. Y eso se ha hecho notar en los motores de búsqueda en España, tal y como nos explican desde Semrush. ¡Hasta un 3800% más se ha buscado la expresión 'monitorización del teletrabajo' en el primer trimestre de 2020!

La plataforma líder en gestión de visibilidad online y marketing de contenidos ha analizado las búsquedas realizadas por los españoles acerca del espionaje empresarial en tiempos de coronavirus y ha comprobado una evolución notable en el interés de los usuarios por todo lo que rodea al teletrabajo. Ya en enero la media de búsquedas sobre este término aumentaba 400% en comparación con enero del último año. Y lo del primer trimestre de 2021 ha sido un aumento exponencial espectacular.

Con la implantación masiva del teletrabajo, muchos de los empleados se han llegado a preguntar si existe la forma de que su jefe le vigile a la distancia y de qué manera lo hace

Lo cierto es que la sensación de ser observado tiene sus consecuencias negativas en los trabajadores. Más allá del estrés y la ansiedad provocados por el hecho de ser vigilado, el espionaje en el trabajo puede afectar seriamente al personal. Joshua Franco, director adjunto de Amnesty Tech en Amnistía Internacional, asegura en una entrevista en VICE, que "el miedo y la incertidumbre generados por la vigilancia inhiben la actividad más que cualquier acción de la policía”.

Motivos para vigilar a los empleados

La confianza entre un empresario y sus empleados es el pilar de un entorno de trabajo productivo y saludable. Para obtener los máximos resultados, las empresas deben confiar en los trabajadores y tener claro que el trabajo realizado por ellos se seguirá haciendo, aunque sea de forma remota, en sus casas.

¿Por qué tantas empresas insisten entonces en vigilar todos los movimientos de sus empleados? Controlar información muy sensible o activos valiosos de la empresa, controlar la pérdida de productividad...Para Jeffrey Belanger, Director de Recursos Humanos de Semrush, existen métodos alternativos que pueden ayudar a las compañías a preparar a sus empleados para el éxito en lugar de vigilarles en todo momento y además evitarán que la sangre llegue al río y los empleados tengan que acudir a abogados para defender sus derechos

1. Poner grandes objetivos y controlar puntualmente el progreso

Se trata de una buena manera de dotar de responsabilidad al empleado y a su equipo, implementando revisiones distanciadas en el tiempo para seguir de manera sencilla el progreso, la productividad y los éxitos de los empleados, todo ello sin necesidad de un software de supervisión.

2. Transparencia e implicación

La transparencia es otro método poderoso para establecer expectativas con los empleados y los equipos en términos de criterios de rendimiento. Los empleados quieren sentirse conectados con lo que ocurre en toda la organización a todos los niveles. Cuando se produce esta conexión los empleados sienten orgullo en pertenecer a la empresa. Y se hace innecesario tener que vigilar o castigar a través de ningún software informático que mida la productividad del personal.

3. Unión y responsabilidad colectiva

Nadie quiere ni pretende fracasar a propósito. Cuando se fomenta el trabajo en equipo como elemento central del éxito, y se comparten los objetivos de un equipo, se consigue que las personas formen parte de una unidad de trabajo centrada en el logro de un único objetivo. Esta autoconciencia no sirve sólo para evitar el fracaso, sino para lograr el objetivo del equipo y servir al bien mayor de la organización.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios