Sociedad

Coronavirus: El alcalde de Moscú cifra en 300.000 los infectados en la ciudad y prolonga la cuarentena

Una ambulancia en Moscú. Una ambulancia en Moscú.

Una ambulancia en Moscú. / YURI KOCHETKOV, EFE

El alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, cifró en 300.000 al número real de los infectados con el coronavirus en la capital rusa frente a los 92.676 que muestran los datos estadísticos, y decidió por ello prolongar este jueves hasta el 31 de mayo el confinamiento de la población.

"Es evidente que el número real de los enfermos es más alto (que el que figura en la estadística). Las pruebas de preselección dicen que son entre un 2% y 2,5% de la población, es decir unas 300.000 personas", dijo el regidor de Moscú a la televisión pública rusa.

El alcalde emitió este jueves un decreto en el que establece -tal y como ya adelantó el miércoles al presidente ruso, Vladímir Putin, que a partir del día 12 se reanudarán las obras y la actividad industrial, con las más estrictas medidas de seguridad. Ello permitirá a 500.000 personas en Moscú y a cientos de miles de trabajadores de otras regiones regresar al trabajo, recalcó Sobianin, quien dijo que se trata de la primera fase de desescalada en la capital.

Sin embargo, Sobianin dejó claro que es "demasiado pronto para reabrir los restaurantes, los teatros y las instalaciones deportivas", al igual que es prematuro levantar la cuarentena. "Las restricciones temporales para el funcionamiento de los comercios, la restauración, los servicios, la cultura, la educación, el deporte y otras industrias no productivas, así como el régimen de autoaislamiento será extendido hasta el 31 de mayo", indicó.

Además, será obligatorio a partir del próximo martes llevar mascarillas y guantes -así como respiradores u otros equipos protectores si hiciera falta- en el transporte público, los taxis, los supermercados y tiendas de productos esenciales.

También seguirán en vigor los pases digitales que permiten un movimiento limitado en coche o el transporte público por la ciudad para aquellos que tienen que ir al trabajo, al centro médico, a un supermercado, a la casa de campo o a una estación ferroviaria.

"No hay que perder el optimismo nunca. De nosotros mismos y de nuestra disciplina depende cuándo saldremos de esta situación, pero mi opinión es que la recuperación de una vida plena sin restricciones tardará aún un tiempo", aseguró el alcalde en la televisión pública.

Al mismo tiempo, sugirió que el régimen de confinamiento, vigente desde hace más de un mes y que se prolongará ahora hasta finales de mayo, podría extenderse incluso hasta julio, dependiendo de la situación epidémica. "Si antes pensábamos que la situación se superará en unas semanas, un mes o, como máximo, en mes y medio, ahora vemos que se requerirá un tiempo más prolongado para vencer la epidemia", subrayó.

Todo ello, explicó, significa que "durante mucho tiempo vivimos y vamos a vivir en una nueva realidad que no es muy confortable para todos, ni la economía, ni las personas, ni la salud", reconoció.

Con todo, se congratuló de que el número de las hospitalizaciones por Covid-19 no haya aumentado en Moscú en las últimas dos semanas. Eso permitió suavizar un poco las restricciones y permitir la vuelta al trabajo a medio millón de personas al reanudarse las obras de construcción y la actividad industrial en la ciudad. Según los últimos datos, en Rusia hay 177.160 casos confirmados de coronavirus y 1.625 muertes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios