Sociedad

Mata a su mujer a puñaladas tras discutir en el domicilio familiar

  • María Sofía Tato, de 42 años de edad, se convierte en la víctima número 36 de la violencia machista en lo que va de año

  • Otra mujer es agredida por su pareja con arma blanca en Madrid

Agentes de la Guardia Civil acordonan la vivienda de la localidad de Arroyo de la Luz donde vivía la fallecida. Agentes de la Guardia Civil acordonan la vivienda de la localidad de Arroyo de la Luz donde vivía la fallecida.

Agentes de la Guardia Civil acordonan la vivienda de la localidad de Arroyo de la Luz donde vivía la fallecida. / esteban martinena / efe

María Sofía Tato Pajares, una guipuzcoana de 42 años afincada en Arroyo de la Luz (Cáceres), pueblo natal de su marido, se convirtió ayer en una nueva víctima mortal de la violencia machista en lo que va de año: ya son 36 casos confirmados y otros tres en investigación.

Esta mujer falleció a primera hora de la mañana de ayer por las heridas que presuntamente le causó con arma blanca su marido, también de 42 años, quien fue detenido y se encuentra ingresado bajo custodia en el Hospital San Pedro de Alcántara, de Cáceres, donde fue intervenido de varias heridas también por arma blanca, aunque su vida no corre peligro.

El marido de la fallecida está ingresado bajo custodia policial en el hospital de Cáceres

Según el parte facilitado por el Servicio Extremeño de Salud (SES), tiene una herida de arma blanca de tres centímetros en la región torácica izquierda con neumotórax, y erosiones leves y superficiales por arma blanca en cara, cuello, brazos y piernas.

Según la Delegación del Gobierno en Extremadura, las investigaciones apuntan a que los hechos ocurrieron tras una discusión en el domicilio familiar, ubicado en el número 10 de la calle Escobar, muy próxima al centro. El matrimonio llevaba unos catorce años casados, tenían dos hijas de nueve y doce años y no había sospechas de malos tratos en el entorno familiar ni denuncias previas, según indicó la alcaldesa de la localidad, Isabel Molano, que también explicó que el marido era albañil y ella ama de casa.

La noticia causó la natural conmoción en este municipio cacereño de unos 6.500 habitantes, situado a unos 20 kilómetros de la ciudad de Cáceres, cuyo ayuntamiento acordó en pleno dos días de luto oficial y la suspensión de los actos programados para hoy con motivo de la Fiesta de la Tenca (el acto central de la festividad se celebrará mañana y no ha sido suspendido).

Con este caso, que es el segundo en Extremadura en lo que va de año, son 36 las mujeres asesinadas este año por violencia de género y 18 los menores que han quedado huérfanos por el asesinato de sus madres, ya que esta mujer extremeña tenía dos hijos.

Además, se mantienen tres casos de asesinato en investigación para determinar si son por violencia machista, en Redondela (Pontevedra), Mogán (Las Palmas) y La Llagosta (Barcelona).

Por otra parte, una mujer de 35 años resultó herida grave en Madrid tras recibir varias cuchilladas en el cuello, el torso y en la cabeza por parte de su pareja, un hombre de 43 años que fue detenido.

El suceso ha tenido lugar en torno a las nueve de la mañana en un domicilio del número 82 de la calle Jorge Juan, en el distrito de Salamanca. Según la Jefatura Superior de Policía y Emergencias Madrid, no existían denuncias previas por malos tratos ni consta ninguna orden de alejamiento sobre el agresor.

La mujer, cuya vida no corre peligro, fue atendida en un primer momento por agentes de la Policía Municipal que fueron los primeros en llegar al domicilio, en el que residía la víctima y que no compartía con el agresor, y taponaron las heridas que sufría en el cuello. La agredida, que posteriormente fue atendida por el Samur, presenta seis heridas, dos en el cuello tanto en la cara posterior como en la anterior y una tercera en la cabeza a la altura del cuero cabelludo también en el lazo izquierdo. Además presentaba tres heridas más complicadas y penetrantes que en el torso, en el hemitórax izquierdo, en el hombro izquierdo y en la mama izquierda, según indican a Efe las mismas fuentes.

Tras ser estabilizada, la mujer, de nacionalidad española al igual que el agresor, fue trasladada con pronóstico grave al hospital Gregorio Marañón de Madrid.

Según ha indicado a Efe TV el portero de la finca, que fue el que ha avisado a policía y emergencias, el presunto agresor habría esperado a la víctima en su rellano y la habría acuchillado al salir ésta de su casa, pues el trabajador le vio sentado en las escaleras antes de que ocurriese el suceso.

Tras recibir las puñaladas, la mujer bajó por su propio pie desde el tercero, donde se habría producido la agresión, para pedir ayuda al portero. Este trabajador aseguró además que el presunto agresor no trató de huir y se quedó en la tercera donde ha sido detenido sin oponer resistencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios