Sociedad

El Papa Francisco dedica a San José el 2021

Papa Franciso dedica a San José el 2021 Papa Franciso dedica a San José el 2021

Papa Franciso dedica a San José el 2021 / Archivo

El mundo tiene muchas ganas de que llegue el próximo 31 de diciembre para despedir un año que ha sido de todo menos positivo. Por ello, el Papa Francisco ha querido adelantarse a 2021 y quiere que el nuevo año tenga una figura religiosa representada y que nos sirva de guía los próximos 365 días: San José.

"Un padre amado, un padre en la ternura, en la obediencia y en la acogida; un padre de valentía creativa, un trabajador, siempre en la sombra", estos son algunos de los calificativos que el papa ha querido fusionar con la figura del esposo de María y, por tanto, padre putativo de Jesús. Con la Carta apostólica Patris corde (Con corazón de padre), el Papa ha querido recordar el 150 aniversario de San José como Patrono de la Iglesia Universal.

Desde estos últimos días de 2020 hasta el 8 de diciembre de 2021, San José será la figura protagonista del ámbito religioso. Según el Papa Francisco, la crisis global provocada por el coronavirus ha hecho que las personas nos demos cuenta de lo esencial de los seres comunes, "el hombre que pasa desapercibido, el hombre de la presencia diaria, discreta y oculta" pero que, sin lugar a dudas, ejerce "un protagonismo sin igual en la historia de la salvación".

San José, nexo de unión para la religión

La figura de San José ha sido fundamental en la religión. Es la persona que con su saber estar y su entrega a Jesús, ha unido el Antiguo y Nuevo Testamento. Para el Papa Francisco, San José, "siempre ha sido amado por el pueblo cristiano", ya que se podría decir que es el ser "celestial" que más características terrenales tiene. Jesús vio en él la ternura de Dios y en los tiempos que corren, las personas debemos basar nuestro día a día en "una experiencia de verdad y de ternura".

San José recoge en su personalidad las características de un buen cristiano. Para el Pontífice, "en este mundo donde la violencia psicológica, verbal y física sobre la mujer es patente", San José acogió a María sin ningún tipo de "condiciones previas", simplemente por el hecho del amor más puro a sus iguales.

Por último, el máximo exponente de la iglesia ha querido recalcar que es un espejo donde mirarse por su valentía y creatividad. Además, es esencial para enseñar al mundo valores, ejercer la dignidad y la alegría de trabajar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios