Sociedad

Los cinco errores más comunes al interrumpir el ayuno intermitente

Así puedes sacarle más rendimiento al ayuno intermitente. Así puedes sacarle más rendimiento al ayuno intermitente.

Así puedes sacarle más rendimiento al ayuno intermitente.

Acabadas las fiestas de navidad y con el nuevo año llega uno de los principales propósitos de la población, ponernos a dieta y perder esos kilos de más acumulados durante las vacaciones. Una de las más efectivas y más de moda es la dieta del ayuno intermitente, donde durante una parte del día no se consumirá absolutamente ningún alimento. 

Pero no todo es tan fácil, el doctor Jason Fung, uno de los más firmes defensores de esta dieta establece una serie de consejos para que puedas sacarle todo el rendimiento y potencial a la dieta que está triunfando en el mundo entero, con la que podrás poner tu cuerpo a tono para mantenerlo sano.

No beber demasiada agua

El agua es imprescindible para mantener nuestro cuerpo de forma saludable, tanto si estamos siguiendo alguna dieta como si no. Una mala hidratación provoca calambres musculares y dolor de cabeza y además beber la suficiente cantidad de agua nos produce una sensación de saciedad, evitando el hambre. Nuestro cuerpo expulsa los desechos gracias a este líquido así que si deseamos eliminar toxinas indeseadas debemos beber mínimo 2 litros de agua diarios. 

No prestar atención a los picos de insulina

Durante las fases de ayuno intermitente muchas personas se saltan comidas tan importantes como el desayuno, o deciden no tomar nada hasta la cena. Este es un grave error y de los más extendidos en este tipo de dieta. El ayuno intermitente sirve para acelerar el metabolismo y con ello la quema de grasas, los picos de insulina son los que entorpecen este proceso, haciendo nuestros metabolismo más lento.

Otro de los errores ocasionados por el aumento de insulina es el que realizamos sin ser conscientes. Esto ocurre cuando en nuestra etapa de ayuno lo rompemos con cualquier alimento que influya en nuestro metabolismo. Hablamos de alimentos como el café, la leche de almendras, cierto tipo de vitáminas o incluso ingerir por accidente pasta de dientes

Esquivar ayunos prolongados

La base de esta dieta es precisamente el ayuno, cuanto más prolongado y profundo sea este mejores resultados se obtendrán. Son muchos los beneficios del ayuno intermitente entre los que encontramos incluso una mejora de la hormona del crecimiento, con un aumento de hasta cinco veces su productividad en su labor de quemar grasar y ralentizar el envejecimiento. 

No realizar ejercicio

Además de beber agua, realizar ejercicio es otra de las bases en las que se fundamenta cualquier estilo de vida sana. Además, practicando ejercicio en ayunas se quema más grasa y de manera más rápida ya que nuestro cuerpo tira de sus reservas. El ejercicio en estas fases sirve tanto para perder grasa como para ganar músculo.

Tomar alimentos inadecuados

Hay que prestar atención a los alimentos que vamos a consumir una vez terminada la fase de ayuno. Debemos ser conscientes de que durante esta etapa nuestro estómago se encoge por lo que no es buena idea llenarlo con demasiada comida ni con cualquier tipo. Una buena opción para romperlo es la ingesta de proteínas, evitando alimentos pesados que puedan ocasionarnos dolor de estómago como carbohidratos o carnes rojas. 

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios