Explosión en Galicia

Los fallecidos en la explosión en Tui son una pareja marroquí con dos hijos

  • Los niños, de 13 y 8 años, están hospitalizados

  • No corren peligro las vidas de los 37 heridos en Tuy

Imagen aérea de los destrozos de la explosión. Imagen aérea de los destrozos de la explosión.

Imagen aérea de los destrozos de la explosión. / EFE

La explosión producida por material pirotécnico almacenado de forma ilegal en una nave anexa a una vivienda particular en Tuy (Pontevedra) deja hasta ahora un matrimonio de origen marroquí fallecido, que llevaba diez años residiendo en la localidad gallega, y 37 personas heridas. A primera hora de este jueves los equipos de rescate y de emergencias retomaron los trabajos una vez que a los equipos de desactivación de explosivos asegurasen el lugar la noche anterior. Al poco de comenzar los trabajos de desescombro los operarios recuperaron un cuerpo de la misma vivienda de la que en la jornada de anterior había aparecido el cuerpo de una mujer.

Con el paso de las horas se confirmó que se trataba del marido de la fallecida, ambos de origen marroquí, y sobre quien los equipos de emergencia seguían la pista. Fue su hijo de 13 años, herido en la explosión, quien indicó a los servicios sanitarios que sus padres podrían haber muerto en la explosión. Junto a él estaba su hermano menor, de 8 años. Ambos están hospitalizados. Seis de los 37 heridos siguen ingresados ayer, si bien no corre peligro la vida de ninguno.

Según allegados de los fallecidos, la mujer no trabajaba fuera de casa, mientras que su marido, que actualmente estaba en paro, había desempeñado trabajos esporádicos, entre ellos, el de la venta ambulante. Representantes de la comunidad musulmana de Tuy acudieron ayer al centro cultural de Guillarei para trasladar sus condolencias al hermano del fallecido, que se trasladó desde Algeciras a Galicia. Asimismo, otros familiares de la pareja está previsto que lleguen desde Francia y Marruecos para decidir cómo se harán cargo de los dos menores.

Visitaron la zona numerosos políticos, entre ellos el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y los líderes de los principales partidos con representación parlamentaria (En Marea, PSdeG y BNG). El presidente de la Xunta anunció una serie de ayudas para rehabilitar y construir de nuevo las casas afectadas, ya que hasta 60 son susceptibles de ser declaradas en ruinas, según técnicos municipales, y hay otras decenas más con daños sin cuantificar. Feijóo lanzó un mensaje de tranquilidad a los afectados y dijo que donde no lleguen los seguros, estará la Xunta.

También avanzó su petición al delegado del Gobierno para revisar de forma exhaustiva todas las instalaciones pirotécnicas donde se fabrique o almacene este material. La Guardia Civil detuvo el miércoles al propietario de una pirotecnia situada a menos de dos kilómetros. Los agentes cfreen que el detenido pudo cometer dos delitos de homicidio por imprudencia y estragos, ya que relacionan el material que explotó con su propiedad. Hoy pasa a disposición judicial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios