Series

El fenómeno 'Gambito de Dama' desborda a la empresa que hizo los tableros de ajedrez

  • Rechapados Ferrer es una pequeña empresa de La Garriga (Barcelona) cuyos tableros ya habían aparecido en otras series y películas, pero nunca con tanto impacto

  • En dos meses han recibido 30.000 encargos, cuando normalmente fabrican unos 18.000 al año

Anya Taylor-Joy, protagonista de 'Gambito de Dama', con uno de los tableros de ajedrez. Anya Taylor-Joy, protagonista de 'Gambito de Dama', con uno de los tableros de ajedrez.

Anya Taylor-Joy, protagonista de 'Gambito de Dama', con uno de los tableros de ajedrez. / Netflix

"¿Quién va a ver una serie sobre ajedrez?", pensó, entre escéptico e indiferente, el gerente de Rechapados Ferrer, David Ferrer, cuando se enteró de que en una serie de Netflix aparecían los tableros de madera fabricados por su pequeña empresa de La Garriga (Barcelona).

Pero la serie en cuestión no era una cualquiera, era, ni más ni menos, que Gambito de Dama, la miniserie más vista en la historia de Netflix y que se ha convertido en un fenómeno mundial, devorada en más de 62 millones de hogares en el primer mes tras su estreno el 23 de octubre y la más seguida de su catálogo en 63 países y entre las diez más vistas en 92.

"Cuando se estrenó, uno de nuestros trabajadores me lo comentó, pero no le di importancia ni me sorprendió porque nuestros tableros ya habían aparecido en otras series y películas. Como hay pocos fabricantes, no es raro. Una más, pensé", explica a Efe Ferrer, recordando que simplemente la vio porque le "hacía gracia".

Pero al cabo de unas semanas el éxito rotundo de Gambito de Dama desató una locura por el ajedrez que ha desbordado a esta pequeña empresa familiar catalana poniendo en jaque su capacidad de producción: en dos meses les han encargado 30.000 tableros, cuando habitualmente fabricaban unos 18.000 al año.

Una avalancha de pedidos

"Poco a poco la bola se hizo más grande, todo el mundo quería tableros y a nosotros no paraban de entrarnos encargos. Esta serie nos ha provocado una avalancha de pedidos impensable", explica Ferrer, aún un poco incrédulo: "Me lo creo porque lo vivo cada día, pero la verdad es que es muy difícil de creer. Me dicen esto hace seis meses y te digo que es imposible que por una serie la gente se vuelva loca".

"Personas que no sabían qué era el ajedrez ahora están como locos buscando tableros. Amigos nuestros que nunca nos habían pedido uno ahora los quieren. ¡Habérmelos pedido antes, porque ahora estamos desbordados!", bromea el gerente.

Tan grande se ha hecho la "bola" que si antes fabricaban los tableros al cabo de unas 6 o 8 semanas de ser encargados, ahora los plazos de entrega llegan hasta octubre y algunos clientes ya están haciendo pedidos para finales de año e incluso 2022 "para asegurarse que no se quedarán sin tableros".

"Desde fuera parece bonito pero aquí estamos con un poco de presión y nervios, demasiados. Se nos ha hecho un poco grande", admite, un poco abrumado, el gerente, que sin embargo confía en que lograrán servir todos los encargos.

A pesar de disponer de tecnología puntera y de haber ampliado la plantilla, los tableros de Rechapados Ferrer se producen siguiendo un método artesanal que hace complicado aumentar mucho la producción. "El 80% de los procesos para fabricar el tablero hay que hacerlos manualmente. Seleccionar la chapa, poner los cuadros, juntarlos... Todo es muy manual y artesanal, no se puede hacer con máquinas", detalla Ferrer.

La historia de la empresa

Que la mayoría de los tableros que aparecen en una de las series del año se hayan producido en una pequeña fábrica de un pueblo del área de Barcelona puede ser una casualidad, pero la avalancha de pedidos no solo responde al fenómeno fan para adquirir el mismo tablero en el que Beth Harmon, la protagonista interpretada por Anya Taylor-Joy, disputa la partida final.

Con más de 60 años de historia, Rechapados Ferrer, creada por el abuelo de David, empezó como una fábrica de rechapados para muebles y con el tiempo se ha erigido como uno de los mejores fabricantes de tableros de ajedrez del mundo. "No tenemos comerciales ni nada", insiste Ferrer, que explica cómo su padre empezó a asistir a ferias por Europa y progresivamente se hicieron un nombre y ganaron fama en el sector.

"Nuestros clientes nos hacían la propaganda en sus páginas web y en los catálogos. Los tableros de Rechapados Ferrer se vendían como tableros de categoría", explica el gerente, que ahora ve cómo Netflix se ha convertido en su mejor publicista.

Muy valorados

Este prestigio también lo atestiguan los foros de la comunidad ajedrecista, donde los tableros de Rechapados Ferrer son de los más valorados por, entre otros, su tacto, suavidad, colores, acabados y una buenísima relación calidad-precio, que hace que algunos usuarios lleguen a pagar más por los gastos de envío que por el mismo tablero.

Sobre el futuro de este "efecto Gambito de Dama" que les ha multiplicado por dos la demanda de tableros, Ferrer opina que es una "burbuja" que en un tiempo volverá a estabilizarse, aunque cree que una parte de los actuales nuevos aficionados se quedará. "Al final en el ajedrez necesitas jugar con otra persona y si tienes el tablero buscas a gente y siempre enganchas a alguno. Esto es una rueda", señala.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios