Vuelta de tuerca a la naturaleza

Las lagartijas paren

  • Una especie de reptil deja de poner huevos en zonas altas y frías, y empieza a parir, para asegurar la supervivencia de sus crías

La lagartija sudamericana 'Liolaemus' La lagartija sudamericana 'Liolaemus'

La lagartija sudamericana 'Liolaemus'

Los animales no paran de sorprendernos. Ahora son las lagartijas con su desafío a la ley de Dollo. Una especie sudamericana de reptil, la Liolaemus, que vive en las zonas montañosas de los Andes, ha desafiado la ley de la irreversibilidad evolutiva en su forma de reproducción, según informaron medios académicos en Australia.

Estas lagartijas comenzaron a parir sus crías en la zona de los Andes porque el frío de las montañas hacía muy difícil la incubación de los huevos. En cuanto bajaron a zonas más bajas volvieron a ser ovíparos, según un comunicado de la Universidad Nacional Australiana (ANU, siglas en inglés).

"Desde una perspectiva evolutiva tiene sentido pero desde la fisiológica es un misterio cómo se re-evoluciona esta maquinaria de poner huevos", dijo Damien Esquerre, de la ANU.

"Todavía tenemos que entender más acerca de la fisiología de cómo se dio anteriormente la transición entre el incubar huevos al alumbramiento de seres vivos”, añadió.

El cambio en la reproducción de estas lagartijas desafía las leyes formuladas a finales del siglo XIX por el paleontólogo Luis Dollo, que señalan que no puede darse una reversión en la evolución.

"Jamás ningún mamífero ha re-evolucionado a la incubación de huevos, pero estas lagartijas parecen haberlo hecho. La ley de Dollo dice que si uno pierde algo es difícil obtenerlo nuevamente", indicó Esquerre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios