Sociedad

Llevar la misma mascarilla demasiado tiempo es peor que no llevarla

Las mascarillas de filtración baja pueden ser un serio problema para la salud Las mascarillas de filtración baja pueden ser un serio problema para la salud

Las mascarillas de filtración baja pueden ser un serio problema para la salud / Archivo

Las mascarillas se han convertido en un elemento indispensable a la hora de protegernos frente al coronavirus. Son muchos los modelos que han ido saliendo a lo largo de toda la pandemia y más aún los estudios que hablan sobre la efectividad de ellas en prácticas del día a día. Aunque ha quedado demostrado que son muy efectivas a la hora de evitar la propagación del virus, un mal uso o el deterioro de las mismas no servirá par evitar propagar el Covid-19 o contraerlo.

Según publican varios investigadores en la revista 'Physics of Fluids', las personas que usen una mascarilla vieja, que llega a bajar a una filtración menor del 30%, o no la cambien en el tiempo, deben saber que es incluso pero que ir sin ella.

Estos expertos de las Universidades de Massachusetts Lowell y Bautista de California, examinaron el efecto de usar una máscara quirúrgica de tres capas en los flujos de aire inspiratorios y los efectos de la máscara en la inhalación y llegaron a la conclusión de que "es natural pensar que usar una máscara, sin importar si es nueva o vieja, siempre debería ser mejor que nada". Aún así los resultados obtenidos, "muestran que esta creencia solo es cierta para partículas mayores de 5 micrómetros, pero no para partículas finas menores de 2,5 micrómetros", según explica el autor del estudio, Jinxiang Xi.Las mascarillas con una filtración inferior al 30% pueden ser nocivas para la salud ya que, una vez realizados los experimentos comunes y examinado el comportamiento de los aerosoles, se llegó a la conclusión de que las mascarillas viejas hace que las partículas lleguen a la nariz y boca a través de toda la superficie de la máscara, pero a velocidades más bajas. Es decir, aunque se sigan filtrando partículas, muchas escapan y acaban entrando en el tracto respiratorio. Además, la forma y estructura del complemento también incide en los patrones de flujo de aire, siendo una característica esencial.

Otro de los datos más reveladores del estudio es que una mascarilla con una eficiencia de filtración del 65%, puede bajar hasta un 25% si no se cambia con frecuencia. Para los investigadores, las autoridades deberían tomar conciencia y ven necesario que "fortalezcan las medidas preventivas actuales para frenar la transmisión de COVID-19, como elegir una mascarilla más eficaz, usarla adecuadamente para la máxima protección y evitar el uso de una mascarilla quirúrgica excesivamente usada o vencida".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios